Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

18 de octubre de 2017

Un mundo mejor es posible (45) Gambia sonríe de nuevo


Intentamos impregnarnos con algo de optimismo con En Portada, que nos lleva a Gambia, pequeño país de la costa occidental africana de turbulento pasado y esperanzador presente pues se ha convertido en una referencia democrática en África. Su transición es un modelo pero no está exento de amenazas. El pasado enero, en un hecho sin precedentes en la historia reciente de África, caía el régimen del dictador de Gambia con cierta resistencia pero sin derramamiento de sangre, hecho que dio paso a la democracia. Pilar Requena y su equipo nos explican cómo el pueblo de Gambia lo ha conseguido. 

Gambia sonríe de nuevo 


Durante muchos años los turistas visitaron la Costa Sonriente de África, como también se conoce a Gambia, ignorando que detrás del sol, la playa y el mar, se escondían las más atroces violaciones de los derechos humanos. Durante 22 años el país estuvo sometido a la terrible represión de un dictador, Yahya Jammeh, un iluminado que creía tener la cura para el SIDA y otras enfermedades y que llegó al poder en 1994 por un golpe de estado.

Pero todo empezó a cambiar a partir de las elecciones de diciembre de 2016. Una coalición opositora con Adama Barrow al frente ganó las elecciones presidenciales. Comenzaba el principio del fin para el dictador, Se negó a abandonar el poder hasta que fue obligado a irse al exilio ante la amenaza de una intervención militar de la ECOWAS (Comunidad Económica de Países del África Occidental). El país más pequeño del continente africano y uno de los más pobres del mundo empezó a ser visto como modelo para acabar con regímenes dictatoriales o autocráticos a través de una combinación de diplomacia y amenaza militar.

Decidimos que sería interesante ver cómo recuperaban la sonrisa, la confianza y la esperanza sus habitantes y recordar las atrocidades cometidas por el dictador. Un periodista y activista de derechos humanos, Sainey MK Marenah, que volvió del exilio tras la caída del dictador, fue nuestro cicerone y también el hilo conductor de este reportaje. Cuando le conocimos, estaba empezando de nuevo.

Estuvimos con varios antiguos presos políticos, algunos como Sainey también acabaron en el exilio. Ellos son los protagonistas principales de nuestra historia y la muestra también de que nadie se libraba, si se oponía al dictador, de acabar en sus mazmorras, la peor la llamada cárcel del infierno Mile 2, a la que el dictador denominaba su hotel de cinco estrellas. 

Desde el actual ministro de Asuntos Exteriores, Ousainou Darboe, líder de la oposición a Jammeh, hasta el músico de kora, Pa Bobo Jobarteh, pasando por el imán Baba Muktar Liegh, por la ahora diputada Fatoumata Jawara o por la actual ministra de comercio, Isatou Touray, estas dos últimas detenidas por su defensa de los derechos de la mujer. Todavía no han superado el trauma y a muchos les cuesta hablar de su tiempo en prisión y de las torturas sufridas.

Conocimos también a la familia de Solo Sandeng, un opositor al dictador cuya detención y muerte por torturas, en abril de 2016, fue uno de los factores que desencadenó el cambio. Estuvimos con su hijo Mohammed que se ha prometido a sí mismo seguir con la lucha de su padre por la justicia, la igualdad y la libertad. 

Unas semanas antes de nuestro rodaje había comenzado la repatriación voluntaria desde el infierno libio de jóvenes gambianos atrapados en ese país en su intento de llegar ilegalmente a Europa. Omar, Saikou y Buba nos contaron las vejaciones y violaciones de sus derechos sufridos en Libia.

Buceamos también en la situación de las mujeres en Gambia, donde en diciembre de 2015, fue prohibida la ablación. Según Unicef, tres cuartas partes de las mujeres la han sufrido, como la activista Isatou Jeng, una joven fuerte que ahora lucha por mejorar la situación de las mujeres desde la Red contra la violencia de género. La nueva Gambia sigue anclada en la pobreza pero dispuesta a cambiar y mejorar como las mujeres del huerto cooperativa de Sanyang puesto en marcha con la ayuda de la ONG española Mujeres por Africa.

Kanilai, el pueblo del antiguo dictador, fue quizás el lugar más complicado para rodar. Es la plaza fuerte de los seguidores de Jammeh y hacía poco que se habían producido allí violentos incidentes. La situación era muy tensa. Esta es una de las amenazas a la seguridad con las que tiene que lidiar el nuevo gobierno gambiano. Pero también tiene que hacer frente a la nefasta situación de la sanidad, la educación, la electricidad o el agua potable. El dictador esquilmó los recursos del país.

¡Cómo no!, no podía faltar, en el país de Kunta Kinteh, una visita a Juffureh, el pueblo del esclavo más famoso de la historia y a la isla que lleva su nombre. Y no hay nada como vivir y oler el bullicio de lugares como la playa de Tanji, cuando, con la caída de la tarde, los pescadores regresan de la faena. Son de esas imágenes africanas que nunca desparecen de la retina de uno y que hacen a África tan especial.

La voz de Gabilondo (65) Fin del trayecto

Estupor y Temblores (59) Arde Galicia (y Portugal)


“Esta imposibilidad o esta negativa a limpiar el monte hace que algunos propietarios usen el fuego para ahorrarse la limpieza o la posible multa. Y aquí tenemos uno de los factores claves de por qué hay tantos incendios en Galicia. Este es un tema tabú en Galicia y la gente prefiere echar la culpa a todo menos a nosotros mismos. Y mira, te voy a decir una cosa: aquí nadie viene de fuera a plantarnos fuego. Ni tampoco viene de Portugal o aparecen de la nada. Los que queman Galicia son gallegos. Y eso duele escucharlo". (Agente forestal gallego)

Van llegando las lluvias al noroeste de la península, unas lluvias más necesitadas que nunca para ayudar a sofocar los múltiples y devastadores incendios que llevan días asolando Galicia, Asturias y el centro y norte de Portugal, donde ya han muerto más de treinta personas que se suman a las docenas de fallecidos en los incendios de principio de verano. En el país luso sigue habiendo más de 500 focos activos, hay carreteras y autopistas cortadas y varias aldeas han tenido que ser evacuadas por el peligro de las llamas que se expanden. Todos los medios de que dispone el país están trabajando para la extinción. Todo el centro y el norte del país está en alerta roja, un horror.


En Galicia cerca de 40.000 hectáreas han sido arrasadas por los ochenta incendios que se han registrado estos días. Paisajes carbonizados y desolación, angustia humana y animal, daños irreparables en casas, campos, bosques, montañas, aldeas, tres personas fallecidas, así como innumerables animales, tanto daño causado, tanta naturaleza muerta. Qué espanto.

Para intentar explicar lo que había ocurrido el periodista gallego de El Intermedio Gonzo entrevistaba al también periodista gallego Nacho Carretero, quien afirmaba que se sabe que hay unas 100-150 personas incendiarias, una especie de parque móvil de criminales pirómanos que cuando ven que las circunstancias ambientales alcanzan ese temido factor Triple 30 (30 o más grados de temperatura, menos de un 30% de humedad del ambiente y más de 30 km/h de velocidad del viento) salen a prender fuego al monte. Que en cada aldea hay uno. Y parece que esta industria del fuego se acepta como parte del paisaje de la tierra. Algo que los gallegos deberían hacerse mirar. 





Si a esto le sumamos el abandono de muchos minifundios forestales gallegos, la negligencia en el uso del fuego para desbrozar de muchos propietarios, o de ganaderos para obtención de pastos, así como el recorte de medios de prevención y combate de las llamas y la falta de un plan de política forestal a largo plazo (esto en el debe de la Xunta de Galicia), además de los cada vez más flagrantes efectos del cambio climático que cada año provocan más días con factor triple 30, todo junto posibilita que cada año se den más de estas tormentas perfectas de fuego y destrucción, brutales megaincendios que hace décadas no eran posibles. Como vemos el tema es muy complejo y tiene difíciles soluciones.

Esperemos que las investigaciones lleven de una vez a la detención de los causantes de tanto daño y que se aprenda de estos horrores para intentar que no se repitan. Al menos se ha visto otra vez cómo el pueblo gallego se crece en la adversidad y que la solidaridad vecinal llega donde no lo hacen los medios oficiales.

En fin, que esto acabe cuanto antes, que los que lo han perdido todo sean ayudados a volver a empezar, que llueva lo necesario para la completa extinción de los fuegos controlados pero aún vivos pero por ahora no más, para que el agua no arrastre a los ríos y rías las cenizas y la tierra que será necesaria para regenerar la cubierta vegetal de los bosques. Y que a la hora de replantar los árboles quemados se recurra a las especies autóctonas y se olviden de las plantaciones de especies alóctonas y pirófitas, como los pinos o los putos eucaliptos. 

Porque como el propio Gonzo dice"A pesar del fuego e os fillos de puta, Galicia sigue siendo imponente. Miña terra, meu lar."

14 de octubre de 2017

Música para camaleones (102) Leonard Cohen - Leaving the table



Unas semanas antes de su muerte, Leonard Cohen publicó su póstumo y magno album 'You Want It Darker', del que ahora llega el videoclip (dirigido por Christopher Mills) de la preciosa 'Leaving The Table', con la que se despedía del mundo para siempre. Así su espíritu vuelve a sobrevolarnos, para recordar a Cohen, para nunca dejar de hacerlo.


I’m leaving the table I’m out of the game I don’t know the people In your picture frame If I ever loved you, oh no, no It’s a crying shame If I ever loved you If I knew your name You don’t need a lawyer I’m not making a claim You don't need to surrender I’m not taking aim I don’t need a lover, no, no, no The wretched beast is tame I don’t need a lover So blow out the flame There’s nobody missing There is no reward Little by little We’re cutting the cord We’re spending the treasure, oh no, no That love cannot afford I know you can feel it The sweetness restored I don’t need a reason For what I became I’ve got these excuses They’re tired and they’re lame I don’t need a pardon, no no, no no, no There’s no one left to blame I’m leaving the table I’m out of the game I'm leaving the table I'm out of the game

13 de octubre de 2017

Vocabulario Fundamental. Drogas (22) 'Heroin(e)', de Elaine McMillion Sheldon






Mediometraje documental dirigido en 2017 por la realizadora estadounidense que sigue a la jefa de una estación de bomberos, una jueza y una misionera urbana mientras luchan contra una devastadora epidemia por sobredosis de heriona y otros opiáceos en Virginia Occidental.

Vocabulario Fundamental. Basura y Contaminación (9) 'Sewage surfer', de Justin Hoffman


'Sewage surfer' (Surfista de aguas residuales), de Justin Hoffman, fotografía ganadora del Wildlife Photographer 2017. Otra imagen autodefinida.

2 de octubre de 2017

Vocabulario Fundamental. Amor (25) Paris-Texas: la historia de Travis y Jane / In Memoriam, Harry-Dean Stanton

Se nos fue el 15 de septiembre Harry-Dean Stanton y queremos recordar su figura cinematográfica (después de más de 200 películas en seis décadas de carrera) con un reportaje dedicado en Días de Cine y con la escena completa de la filmación en Super-8 de Paris-Texas en la que se cuenta la historia de amor perdido entre Travis (interpretado por Stanton) y Jane (Nastassja Kinski), en una de las más celebradas interpretaciones del actor recientemente desaparecido. Descansa en paz, Harry-Dean Stanton. 



Harry-Dean Stanton (1916-2017)

Estupor y Temblores (58) Catástrofe consumada

Mi amigo Ignacio López Calvo (con esta imagen de arriba) e Iñaki Gabilondo nos ofrecen sus reflexiones tras el referendum (o lo que sea) que ayer se realizó en Cataluña y la lamentable actuación policial que intentó impedirlo en algunos lugares y que sólo sirvió para ahondar más en la brecha emocional de muchos catalanes con España. Como dice El Mundo Today "cientos de catalanes ingresados con la Marca España en varias zonas del cuerpo".

Viendo cómo se han desarrollado los acontecimientos no podemos por menos que estremecernos por este enorme desatino, que se suma a una larga lista de errores en más de una década por parte del ahora partido en el poder, el corrupto hasta la médula Partido Popular. No incluyo aquí a los propios independentistas ya que no me representan y lo que han hecho es (además de aprobar la ley del referendum laminando indecentemente a la oposición) manipular el descontento y las emociones de la gente para recoger para su provecho el fruto de las acciones e inacciones de un gobierno y un partido colaboradores necesarios, esenciales, en el auge y consolidación del soberanismo catalán. Algo por otra parte reconocido por los propios independentistas de siempre, que han visto engrosadas exponencialmente sus filas a fuerza de crisis, victimismos y los infinitos escándalos peperos. 

Soberanismo que, con la absurda y violenta actuación de la policía en estos días, ha conseguido sumar otro suculento agravio y que no se hable de que esta votación no haya superado ni en número de votantes ni de síes a la independencia respecto aquel 9N, quedándose -según su propio recuento- en poco más de dos millones de votos favorables a la independencia de un total de 5,3 millones de posibles sufragios, aprox. un 37% del total. Con este resultado sería un fraude manifiesto y una irresponsable temeridad una declaración unilateral de independencia como ya ha apuntado Puigdemont, un error histórico que nos condenaría a un escenario de ruptura que destruiría la sociedad catalana y ahondaría definitivamente la brecha emocional entre España y Cataluña.


La gestión de la cuestión catalana por parte de Mariano Rajoy y el PP ha sido dañina y contraproducente, aferrada a una totémica legalidad de un partido que las ha roto todas. Comenzó con la recogida de firmas contra el Estatut y siguió con el recurso del mismo ante el Tribunal Constitucional, que acabaría cercenando lo que los catalanes previamente habían acordado. Después, ya en el Gobierno y con mayoría absoluta, su negativa tajante al pacto fiscal y el rechazo a cualquier diálogo con contumaz cerrazón, lo que ha hecho que el independentismo sumara decenas de miles de nuevos conversos cada año. 

Y ahora, cuando el 1-O se acercaba, la vieja táctica de Rajoy de esperar hasta que el problema desapareciera por si solo no ha funcionado, como era de prever. Porque hay dos millones de personas (el 37% del censo electoral, concretamente) que se han asociado y organizado para ir a una carretera a cogerse de la mano y manifestando que se han estado manifestando durante estos años siguen y seguirán estando ahí, nos guste o no nos guste. Y tendría que haberse comunicado con ellos para intentar desactivarles políticamente, no ningunearlos durante años o echándoles encima jueces y policías. Porque esto sólo ha conseguido darles más pretextos para reafirmarse en sus victimismos, más argumentos con los que convencer a muchos indecisos. 

La declaración de Rajoy en la tarde del domingo, la misma mierda de siempre, volvía a demostrar su necedad política, su lejanía de la realidad y su nulo sentido como estadista. Estos y aquellos supuestos grandes patriotas son los que van a destruir su país, nuestro país. Ahora, con cada bando blandiendo sus banderas y sus agravios, sus prejuicios y su falta de empatía, sólo nos queda asistir, cada día más impotentes, más avergonzados y tristes, cómo se suceden los acontecimientos mientras España y Cataluña se siguen desgarrando cada día un poco más. 

La voz de Gabilondo (65) Catástrofe consumada