Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

28 de agosto de 2017

Campanadas de la Historia (65) 'American Coup': el golpe de la CIA en Irán

'American Coup' cuenta la historia del golpe de estado orquestado por la CIA el 19 de agosto de 1953 para derrocar al popular primer ministro iraní de la época, Mohammad MossadeghEl 20 de marzo de 1951 Mossadegh había decretado la nacionalización de la industria petrolífera iraní para poder obtener beneficios del principal recurso natural del país, en detrimento de la compañía británica Anglo-Persian -luego Anglo-Iranian- Oil Company (APOC/AIOC), que después del golpe se convertiría en British Petroleum Company (la BP de nuestros días). Esta transnacional británica había estado explotando las inmensas reservas petrolíferas iraníes desde su descubrimiento a principios del siglo XX.

Orígenes del conflicto

Durante el apogeo del Imperio Británico, el anterior Shah de Irán (y quinto de la dinastía Qayar), había acordado con los británicos la concesión por 60 años, del derecho a buscar petróleo, gas y otros minerales en el territorio iraní (salvo algunas provincias septentrionales). A cambio el gobierno de ese país recibió 20.000 libras y el futuro 16 % de los beneficios anuales de la compañía, acuerdo lamentable que causaría indignación popular durante décadas y que comenzó una creciente penetración económica extranjera en Irán.

Sería el empresario australiano William Knox D'Arcy en mayo de 1901, el encargado de comenzar las prospecciones, que encontrarían el primer yacimiento en 2008, consiguiendo así la primera explotación petrolífera significativa en Oriente Medio. Esto otorgaría a los británicos en una posición ventajosa con respecto a los rusos en la zona del Cáucaso y Oriente Medio.

La nacionalización de Mossadegh enfureció al gobierno británico pues el petróleo iraní había sido clave para el esfuerzo de guerra británico en las dos guerras mundiales y lo era también para la reconstrucción económica de la posguerra, así que acusaron al gobierno iraní de estar violando los derechos de las compañías, amenazando con enviar a la Royal Navy e incentivando un boicot mundial al petróleo iraní, lo que devino crisis económica en el país persa.

A través del ex-premier Winston Churchill pidieron ayuda al presidente Harry Truman contra el principal artífice de esa pérdida de poder económico y político, su nuevo y reformista premier, que había desprovisto de poder al Shah Rezah Pahlavi, quien había preferido exiliarse en el extranjero. Sin embargo Truman rechazó la petición, instando a la búsqueda de un acuerdo por ambas partes.


Pero los británicos solo tuvieron que esperar a que finalizara su mandato así que volvieron a intentarlo con la nueva administración USA, la de Dwight D. Eisenhower. Esta vez la presión conjunta del nuevo Secretario de Estado John Foster Dulles y su hermano Allen Dulles, director de la C.I.A., consiguió el apoyo del nuevo presidente al golpe en nombre del anti-comunismo y de una supuesta inestabilidad del gobierno iraní que pudiera hacerlo caer en brazos de la Unión Soviética, en el contexto bipolar de la Guerra Fría. El plan se denominaría a partir de entonces en clave CIA, Operación Ajax.

Operación Ajax

Kermit Roosevelt (nieto del ex-presidente Theodore R.) fue "the man on the ground", el agente encubierto de la CIA encargado de llevar a cabo el plan. De esta forma, en agosto la CIA (en estrecha colaboración con la agencia británica de Inteligencia MI6) organizó un coup d'etat encubierto sobornando a políticos, militares, matones y distintos medios de comunicación en estrecha colaboración con la embajada y los Servicios de Inteligencia británicos.

Los instigadores del golpe crearon disturbios callejeros, saqueos y acusaciones falsas para causar sensación de caos y corrupción contra Mossadegh, lo que daría pretextos al ejército para detenerle y al Shah Pahlavi (que acababa de huir del país) para volver, destituir al primer ministro y hacerlo afrontar cargos de alta traición.

En este punto recurrimos al doble comic 'Los mejores enemigos: una historia de las relaciones entre EEUU y Oriente Medio' que recorre con expresionista estilo una historia de conflictos, chantajes y real politik desde la misma creación de la gran potencia norteamericana hasta 1984. Del primer tomo, que acaba precisamente con este golpe, hemos tomado prestado algunas de las imágenes para este post que ilustran lo que sucedió aquellos días de agosto. Si clickan en las imágenes se podrán ver mejor.

Consecuencias

En diciembre de 1953, Mossadegh fue condenado a tres años de reclusión en régimen de aislamiento en una prisión militar, aunque muy por debajo de la sentencia de muerte pedida por los fiscales. Cuando escuchó la sentencia, levantó la cabeza y dijo en voz baja, lleno de sarcasmo: "El veredicto de esta corte ha aumentado mis glorias históricas. Estoy muy agradecido de que me haya condenado. Verdaderamente, esta noche la nación iraní entendió el significado del constitucionalismo."

Cumplida la condena, Mossadegh debió permanecer confinado en su villa de Ahmad Abad, prácticamente hasta el día de su muerte. El 4 de febrero de 1967 falleció por un cáncer, fue enterrado en su propia casa para evitar furores políticos.

Para la CIA la operación Ajax fue un éxito, al menos a corto plazo, pues supuso un cambio político decisivo para los intereses estadounidenses, un prototipo de intervención encubierta que repetirían en otros lugares del mundo en las décadas siguientes. A partir de 1953 el Shah se convertiría en un estrecho aliado de EEUU hasta su remoción del poder en 1979.

Otro acto de rampante imperialismo estadounidense, cometiendo un flagrante acto de sibilina agresión y lesa soberanía en un país de tanta entidad histórica y geoestratégica, situado en una zona tan sensible como es Oriente Medio. Ello les acabaría pasando factura en 1979 con la revolución islámica, la expulsión del Shah y la ebullición del anti-americanismo en el mundo musulmán; pero su efecto sigue hasta nuestros días, siendo invocado por todos los partidos políticos (especialmente los más anti-occidentales) iraníes como pretexto de odio y desacuerdo contra los Estados Unidos. 

Sería Barack Obama el primer presidente USA que reconocería este hecho, en sutil acto de contrición, en su célebre discurso en El Cairo en junio de 2009. De hecho en 2013, a los 60 años del aniversario del golpe de estado, se desclasificaron documentos de la CIA que reconocían formalmente el papel clave de la agencia en el mismo.

Para cerrar el post publicamos el documental 'American Coup' (Joe Ayella, 2011), por si quieren profundizar en este hecho capital en la historia de Irán y por ende de Oriente Medio, una ventana a un momento histórico cuyos ecos aún resuenan en nuestros días.