Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

26 de mayo de 2017

Estupor y Temblores (54) La Escuela de las Américas

"No tenemos problemas con los estudios que afirman que soldados entrenados aquí cometieron terribles crímenes, pero no fueron entrenados aquí para cometer esos actos. Y punto" Mac Collins, congresista republicano por Georgia

"Esta escuela no promueve ni la democracia ni los derechos humanos, si no más bien la tortura. Entrena a los jóvenes principalmente para matar" Bárbara Lee, diputada demócrata por California

"No se torturaba solo a los culpables de posibles delitos de subversión, se torturaba a cualquiera que pudiera determinarse como posible sospechoso (...)" Eduardo Galeano

Introducción

El Lago Gatún, donde se encuentra el monumental edificio, es el nacimiento de las aguas del Canal de Panamá. Una densa selva protegida por los monos que vigilan desde los árboles. En aquel idílico lugar, que podría confundirse con un remanso de paz, se esconde, sin embargo, una parte de la historia teñida de violencia y horror. Aquella construcción fue la Escuela de las Américas (SOA, 'School Of Americas') que funcionó desde 1946 hasta 1984 en Panamá previo a su traslado a Fort Benning, en la localidad estadounidense de Columbus (Georgia). Esta escuela se convirtió en el lugar más importante para el adiestramiento de militares latinoamericanos, para que ante una supuesta amenaza comunista Estados Unidos no perdiera el control sobre su backyard, su llamado ‘patio trasero’. 

El presidente de Panamá, Jorge Illueca, describió al SOA como "la base más grande para la desestabilización en América Latina", y los principales diarios internacionales la apodaron "La Escuela de Asesinos".

‘La escuela de las Américas’

La historia apoya estas acusaciones y el documental que presentamos, dirigido por John Smihula, muestra el verdadero papel de aquella institución en la que se ‘enseñaba’ a cometer crímenes de Estado a los futuros tiranos latinoamericanos. 

Gran parte de la élite militar latinoamericana pasó por la Escuela de las Américas, dice el periodista Guerra: "El general D'Aubuisson (El Salvador), Manuel Noriega (Panamá), Augusto Pinochet (Chile), los generales Galtieri y Viola (Argentina), Hugo Banzer (Bolivia), Ríos Montt (Guatemala), miembros de cúpulas militares, que luego fueron dictaduras durante aquellos años"

Ante la evidencia de que muchos de los allí graduados cometieron graves crímenes contra los derechos humanos en las guerras civiles y durante las dictaduras latinoamericanas de la segunda mitad del siglo XX, el documental trata de aportar algo de luz en torno al controvertido papel de la Escuela en la historia más reciente de Latinoamérica.



Para conocer las distintas opiniones sobre la verdadera función de la Escuela, ahora convertida en el hotel "Meliá Panamá Canal", el director se entrevista con algunos de los más fervientes partidarios (entre los que se encuentran senadores y congresistas de los Estados Unidos) y sus detractores, encabezados por el padre Roy, fundador de Watch Soa, organización pacifista que ha luchado por el cierre de la institución. Cada uno mostrará sus particulares y discordantes puntos de vista abriendo el debates en torno al principio de responsabilidad de Estados Unidos en su papel de superpotencia y la connivencia de la sociedad estadounidense con proyectos de dudoso contenido ético-moral llevados a cabo en su nombre.

Combatir el comunismo

Con una fuerte presencia en Latinoamérica del modelo comunista, lo que suponía un reto para el modelo estadounidense y sus intereses económicos en la zona, fue que esta superpotencia no dudó en favorecer y facilitar la implantación de regímenes dictatoriales formando a sus caras visibles, estrategia geo-política también conocida como Plan Cóndor. 

Cientos de miles de latinoamericanos fueron torturados, violados, asesinados, desaparecidos, masacrados y obligados a refugiarse por soldados y oficiales entrenados allí. Así de crudos son los testimonios personales de las víctimas de la violencia y la represión en América Latina. Este documental plantea interrogantes y preocupaciones sobre los verdaderos objetivos de la política exterior estadounidense en América del Sur y América Latina.

Esta política de los Estados Unidos resultó cuando menos paradójica, si tenemos en cuenta que seguramente es la potencia que mejor ha sabido seducir al mundo. Michael Parenti afirma en el documental que "La Escuela de las Américas es uno de los muchos instrumentos que ha utilizado Estados Unidos para imponer el status quo sobre otros países usando la fuerza y la violencia".

A lo largo de sus cincuenta y cuatro años, el SOA ha entrenado a más de 61,000 soldados latinoamericanos en técnicas de combate, tácticas de comando, inteligencia militar, y técnicas de tortura. Estos graduados han dejado un largo trecho de sangre y sufrimiento en los países donde han regresado. Estos nombres forman, lastimosamente, parte de la historia por sus actos criminales y atrocidades cometidas contra sus propios pueblos que aún luchan por cerrar las heridas.