Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

30 de abril de 2016

Un mundo mejor es posible (35) Chernobyl, el triunfo de la Naturaleza



El accidente de Chernóbil del 26 de abril de 1986 liberó miles de millones de partículas radiactivas a miles de kilómetros a la redonda, contaminando diferentes países. Se evacuaron a 135.000 personas que jamás regresaron a sus hogares. Pero, ¿qué ha sido de las plantas y los animales de la zona de exclusión desde entonces? Debido a la dispersión desigual de la contaminación y tras una primera etapa en la que la vida animal fue cuasi-aniquilada por la radiación, con enormes zonas desprovistas de vida como el llamado 'bosque rojo', en las que animales, árboles y plantas murieron de forma masiva, la vida fue retornando a la zona para reconstruir una invaluable reserva natural en la que la Naturaleza prospera.

Sin embargo, con el paso del tiempo la vida se fue recuperando y distintas especies animales fueron llegando de zonas limítrofes, ocupando las zonas liberadas de la presencia humana, prosperando y adaptándose a la radiactividad crónica de la zona, conformando ecosistemas sanos, con gran biodiversidad en todos los niveles de la pirámide trófica, desde insectos y roedores hasta ungulados y pequeños (zorros, perros-mapaches, mustélidos) y grandes depredadores, como linces, lobos y osos... 

Es evidente que estas especies tienen unos niveles de mortalidad más altos que la media en otras zonas debido al estrés químico que elementos radiactivos como el cesio y el estroncio acumulan en sus organismos, pero también parece que se ha alcanzado un equilibrio natural en la proporción de plantas-herbívoros-carnívoros que sustenta unos ecosistemas sanos y prósperos sobre el escenario de una tragedia que trastocó para siempre las vidas de centenares de miles de seres humanos. 

En el siguiente documental, 'Tchernobyl, une histoire naturelle? Une énigme radioécologique' dirigido por el francés Luc Riolon en 2010 podremos conocer cómo ha ido sucediendo este milagroso retorno de la Naturaleza colonizando una zona libre de ocupación humana, dándonos pistas de que los seres humanos no somos necesarios en los eventos naturales, anticipando el hecho de que cuando nuestra raza se haya auto-extinguido el planeta volverá a ser tan hermoso como lo era antes de que empezáramos a intentar dominarlo. 







Vocabulario Fundamental. Lobos (20) Lobos radiactivos 

Para completar la entrada sobre el regreso de algunas especies señeras de la fauna europea a la zona prohibida de Chernobyl, nos centramos en una por la que tenemos especial querencia, el lobo europeo, que ha protagonizado un auge espectacular en el pico de la pirámide, lo que dice mucho sobre la buena salud de los ecosistemas de la zona de exclusión.

26 de abril de 2016

Campanadas de la Historia (59) Chernobyl, el accidente que pudo destruir Europa


"Cuando nos acercamos al bloque 4 y lo rodeamos no teníamos ni idea del peligro que suponía. Al sobrevolar el bloque incluso abrí la ventanilla del helicóptero, entonces no sabía el terrible error que estaba cometiendo”.

La Batalla de Chernobyl (The Battle of Chernobyl, 2006) es un documental francés dirigido por Thomas Johnson sobre los acontecimientos y las consecuencias del accidente de la madrugada del 26 de abril de 1986, cuando el reactor 4 de la planta Vladimir Ilich Lenin de energía nuclear de Chernobyl, en la ciudad ucraniana de Pripyat, explotó en una inmensa llamarada de colores que alcanzó los mil metros de altura y una nube de vapor radioactivo de uranio y grafito salió disparada a la atmósfera, expandiéndose en kilómetros a la redonda. 

Esa fue sin embargo una explosión convencional, pero hubo momentos críticos en los que si el descontrolado y humeante magma atómico hubiese entrado en contacto con los depósitos subterráneos de agua de la central se hubiese producido una explosión secundaria, ésta sí nuclear, 120 veces más potente que la de Hiroshima que hubiera hecho inhabitable grandes zonas de Europa. Sólo lo evitó el esfuerzo titánico de los 'liquidadores', jóvenes reservistas de entre 20 y 30 años del Ejército Rojo, que cavaron en terreno fuertemente radioactivo y tiempo extra un túnel por debajo del reactor accidentado con el objetivo inicial de implantar un sistema de refrigeración con el que enfriar el reactor pero que se acabó siendo rellenando con cemento para afianzar el terreno y evitar que el núcleo se hundiera en las capas subterráneas.

En un mes y cuatro días se terminó el túnel, y se inició el levantamiento de una estructura denominada, un sarcófago de cemento que envolvería al reactor y lo aislaría del exterior. Un sarcófago que está en obras de mantenimiento y mejora pagadas con fondos europeos, por la cuenta que nos trae.

Más de 40.000 residentes en el área inmediata fueron expuestos durante días a la lluvia radioactiva, pero el accidente nuclear más grave de la historia sólo había comenzado. Los esfuerzos del gobierno para combatir tal catástrofe y la galopante radioactividad duraron más de siete meses, en los que se realizaron labores de limpieza y desescombro y se trabajó en el sarcófago alrededor del reactor accidentado, ocupando a más de 800.000 soldados, mineros y civiles, sacrificándose la vida de miles de ellos y causando enfermedades de por vida a más de 200.000.


Sólo en 1991, tras la caída de la URSS, se descubrieron las mentiras y los errores cometidos en la gestión de aquella crisis nuclear. Sobre la base de documentos gubernamentales de alto secreto que salieron a la luz sólo en los años noventa, durante el colapso de la Unión Soviética, 'La batalla de Chernobyl' revela el auténtico alcance del desastre y su sistemático encubrimiento durante años. En este revelador documental asistiremos a aquellos días a través de abundante material de archivo, imágenes inéditas y el testimonio de políticos, científicos, militares, 'liquidadores' y habitantes de la zona sobre aquellos trágicos acontecimientos y los eventos posteriores, que estremecerían al mundo con los inefables peligros de la energía nuclear.


Entrada relacionada: 
Vocabulario Fundamental. Fantasmas (3) El fantasma de Chernobyl

25 de abril de 2016

El Crackómetro (37) Dr. Sergio y Mr. Llull


Aquí en el juzgado somos muy de Sergio Llull, el extraordinario base-escolta-alero del Real Madrid de basket y de la selección española, colectivos ambos a los que ha contribuido decisivamente en sus éxitos de los últimos años. La Euroliga ha realizado (se publicó antes de la eliminación del equipo de esta competición) un documental en torno al menorquín, con declaraciones suyas, reflexiones de su técnico, compañeros de equipo, dirigentes del club y periodistas, entre otros. En 'El extraño caso del "Dr. Sergio y Mr. Llull', dos personajes antagónicos encerrados en la misma persona, el ser humano detrás del jugador. Un lado tranquilo y familiar diferente a la versión desatada que aparece cuando el de Mahón entra en una cancha de baloncesto. Este es el leit-motiv del reportaje sobre este basket-lover total, un vendaval de juego y anotación que encuentra la paz fuera de las canchas, en casa, con su familia y su perro. 

Uno de los mejores y más determinantes jugadores del baloncesto off-NBA, un gran tipo que encarna a la perfección lo que es este Real Madrid de Pablo Laso , un equipo que parece haber recuperado su mejor juego para disputar el final de Liga. (hay que activar los subtítulos del video, abajo a la derecha)

Vocabulario Fundamental. Planeta Tierra (21) 'Aurora Borealis from Space' by NASA

23 de abril de 2016

Vocabulario Fundamental. Cambio Climático (6) 'Equilibrio glacial', el cambio climático en los glaciares andinos


Con este documental dirigido en 2013 por Ethan Steinman visitamos la espina dorsal de los Andes, desde Colombia hasta Argentina, para conocer cómo está afectando el cambio climático antropogénico a los grandes glaciares andinos y con ello las vidas de aquellas personas que allí viven y que están siendo más afectados por la disminución de las reservas glaciares. Un equipo internacional de científicos ofrecen una perspectiva sobre lo que realmente está pasando y lo que podemos esperar en el futuro, sobre la reacción en cadena que está ocasionando la desaparición de los glaciares en nuestro planeta. Inquietante es poco.


Globalización, capitalismo y otros resortes de poder (52) La Naturaleza como negocio: especular con la vida

Dos interesantes documentales que fueron programados hace unos meses en 'La Noche Temática' nos acercan a la comercialización de la Naturaleza, a ese poner en valor la vida y el medio ambiente tan de moda entre el neoliberalismo. Recordemos que en nuestro sistema económico basado en el crecimiento del PIB un bosque sano y biodiverso no es valioso porque no computa en el PIB, pero sí si es convertido en madera, edificios, hoteles o campos de golf. 'Banking Nature' (Denis Delestrac y Sandrine Feydel, 2015) y 'Gambling on extinction' (Jakob Kneser, 2015) nos muestran cómo el capitalismo está convirtiendo en un negocio la protección (o no, según beneficie más) de grandes zonas de nuestro planeta, comerciando con muchas especies emblemáticas y otras igual no tanto, pero igual de esenciales, tanto por su valor intrínseco como maravillosos seres vivos como para el equilibrio de los ecosistemas naturales que, no lo olvidemos, sustentan la vida en el planeta Tierra, incluido por supuesto el género humano. 


El mercado de la Naturaleza

¿Cuánto cuesta la playa que visitas cada año, el bosque por el que paseas? ¿Cuál es el valor económico de una planta? ¿De un mamífero? ¿De un insecto? Economistas, banqueros y fondos de inversión se muestran cada vez más interesados en la crisis medioambiental, aseguran que pueden salvar el planeta si le ponen precio a la naturaleza. Bosques y especies en peligro de extinción son tratados ahora como productos financieros. En África la caza y el tráfico ilegal de marfil de elefante y cuerno de rinoceronte ha alcanzado unas dimensiones sin precedentes. Nos enfrentamos a la mayor extinción masiva desde la era de los dinosaurios. 

Bancarizar la Naturaleza

La protección de nuestro planeta se ha convertido en un gran negocio para compañías como Goldman Sachs y Merrill Lynch que compran grandes extensiones de tierra, llenas de especies en peligro de extinción para ser vendidas como “bonos”. Nuevos mercados financieros han surgido especializándose en este comercio. En países como Estados Unidos el mercado de especies amenazadas ya ha empezado. A unos 150 km al este de Los Angeles vive una mosca, probablemente la mosca más cara del mundo, “la mosca amante de las flores de las arenas de Delhi”, la mosca es una especie escasa en un territorio reducido, lo cual la convierte en una excelente inversión financiera. En Estados Unidos la protección de las especies está en manos de estos nuevos banqueros. Empresas, inmobiliarias, constructoras de carreteras, cualquiera cuya actividad ponga en peligro la fauna salvaje tiene que pagar a estos bancos. Son bancos de mitigación que han descubierto que salvar la naturaleza es rentable.

Compañías cuyas acciones destruyen el medio ambiente están ahora obligadas a pagar por ello comprando estos “bonos verdes”. Eso es lo que ocurre en Borneo donde las plantaciones de aceite de palma han sustituido al bosque primario. Borneo es la tercera isla más grande del mundo. Sus bosques tienen casi 150 millones de años de antigüedad y hace un siglo cubrían toda la isla. En la actualidad sólo queda una tercera parte de este bosque en el que viven los orangutanes. Malua Biobank es una reserva forestal en el Borneo Malayo. El estado la cedió a un fondo de inversión que creó el mayor banco de mitigación del mundo. La peculiaridad de este proyecto es que intenta dar un enfoque comercial y no benéfico a la conservación de la naturaleza. Pero, ¿obligar a quienes destruyen el bosque primario a pagar por esa destrucción salvará a los orangutanes?

Muchos economistas respetados como Pavan Sukhdev, creen que la mejor manera de proteger la naturaleza es ponerle un precio: “Usamos la naturaleza porque es valiosa, pero perdemos la naturaleza porque es gratis”. Pero otros temen que este mercado de la naturaleza podría llevar a las empresas a tener un interés financiero en la extinción de las especies. Según van desapareciendo las especies amenazadas, su valor se incrementa. Ya se han emitido decenas de miles de millones de bonos con el objetivo, afirman, de que las finanzas trabajen para salvar el medio ambiente. ¿Qué garantía hay de que las así llamadas “finanzas verdes” sean beneficiosas para el planeta? Muchos bancos se han comprometido a proteger especies sólo durante 50 años, justo el tiempo suficiente para obtener beneficios.

El marfil de elefante y el cuerno de rinoceronte se han convertido en productos lucrativos. En la actualidad, un negocio de 20 millones de dólares al año, el más lucrativo después de las drogas y las armas. Y está en manos de poderosas, conectadas y fuertemente armadas organizaciones criminales internacionales. También los grupos terroristas utilizan cada vez más el contrabando de animales salvajes para financiar sus actividades. Las cifras son espeluznantes: 30.000 elefantes morirán este año; cada 15 minutos se mata a un elefante; África Central ha perdido el 65% de su población de elefantes en la última década. Hace un siglo había 10 millones de elefantes en toda África. En 1989 el número se redujo a 600.000. Hoy en día, quedan cerca de 470.000 elefantes en estado salvaje. Si la caza ilegal continúa a este ritmo, los elefantes en libertad podrían dejar de existir en menos de 15 años. Los elefantes de la selva están al borde de la extinción. Más de la mitad de todas las cargas de marfil incautadas en Kenia el año pasado iban destinadas a China, que se ha convertido en su principal destino.

Un escenario similar es el que está viviendo la población de rinoceronte de Sudáfrica. Hasta 2007 fueron cazados menos de 50 rinocerontes al año. El año pasado más de 1.000. Vietnam se ha convertido en el centro neurálgico del tráfico ilegal internacional de cuerno de rinoceronte. Se presenta como una cura milagrosa para enfermedades mortales y también como signo de ostentación. Está aumentando tanto la demanda como los precios. Como el número de animales disminuye los precios suben. Para los expertos, la extinción ya no es una consecuencia de la caza ilegal. Se ha convertido en su propósito.




Invertir en la extinción

El marfil de elefante y el cuerno de rinoceronte se han convertido en productos lucrativos. En la actualidad, un negocio de 20 millones de dólares al año, el más lucrativo después de las drogas y las armas y está en manos de poderosas, conectadas y fuertemente armadas organizaciones criminales internacionales. Las cifras son espeluznantes, África Central ha perdido el 65% de su población de elefantes en la última década. Un escenario similar es el que está viviendo la población de rinoceronte de Sudáfrica. Hasta 2007 fueron cazados menos de 50 rinocerontes al año. El año pasado más de 1.000. Como el número de animales disminuye los precios suben. Para los expertos, la extinción ya no es una consecuencia de la caza ilegal. Se ha convertido en su propósito.

Música para camaleones (89) Nick Mulvey - April



I go to see April On the bank of the Regent's Canal She always lives at the seas Once in my mind, in my dreams And she sees everyday more like a cube Keeps telling me we don't see the signs that we use Just look, see the signs that we use And you'll see everyday more like a cube Mhhhhhhh 
And I go deaf and I go dumb If I don't see the winter sun I'm so glad the blue bells are here I'm so glad that April has come Cause she always lives at the seas Once in my mind, in my dreams 
Heaven mourns Makes a beggar out of me, a beggar of me Heaven mourns, heavens mourns Makes a beggar of me, a beggar of me A beggar of me, a beggar of me A beggar of me Heaven mourns, heaven mourns She makes a beggar of me, a beggar of me A beggar of me, a beggar of me A beggar of me, a beggar of me

Estupor y Temblores (49) El ajedrez del terror de Irán y Arabia Saudí en Oriente Medio


Corto de animación que representa la guerra sectaria que las dos principales potencias regionales de Oriente Medio, la persa y chíi Irán y la árabe y sunní Arabia Saudí, están librando de forma delegada (proxy wars, a través de milicias afines) en Siria, Iraq y Yemen, hasta que sea, finalmente, la religión del beneficio mutuo la que gane.

Vocabulario Fundamental. Periodismo y Periodistas (36) Pablo Iglesias y el secreto inconfesable de la crisis de la prensa

Vaya por delante. El Juez Roy Bean es de EQUO y EQUO iba junto a Podemos en las últimas elecciones, así que el Juez Roy Bean votó por la candidatura que lideraba Pablo Iglesias. El Juez Roy Bean sigue pensando que la aparición de Iglesias y Podemos es lo mejor que le ha pasado a nuestro sistema democrático en mucho tiempo pero eso no quita que pensemos que Iglesias se equivoca demasiado, que se le ven demasiado los trucos y los postureos, que le puede el frentismo, el ruido y la furia, la boca y el ego, que le falta inteligencia política, en definitiva. Y eso puede ser un obstáculo importante para la construcción de una auténtica opción progresista, moderna, ecologista y funcional democráticamente. Pero eso no quita que subscribamos este artículo de Rosa María Artal en la muy recomendable web Contexto y Acción.


Pablo Iglesias y el secreto inconfesable de la crisis de la prensa

Rosa María Artal - Contexto y Acción 23 de abril 2016 J. R. MORA

El jueves 21 tenía una cita con Pablo Iglesias para grabar una entrevista en su programa Otra vuelta de Tuerka. A la vista de las que hizo a Rosa María Calaf e Iñaki Gabilondo, acudí encantada. Cuando él llegó, comentó lo ocurrido en la Universidad. Se mostraba un tanto sorprendido de la repercusión de sus palabras. Instantánea. Porque apenas en el camino de vuelta al centro de Madrid ya había saltado en Twitter el hashtag#IglesiasContraLaPrensa que no dejó de crecer hasta llegar al paroxismo habitual. Fue como si se hubiera desencadenado la Tercera Guerra Mundial, el problema más grave de este país llamado España. Entrevistas a Rosa María Calaf, a Iñaki Gabilondo, a otros periodistas, a mí… Para odiar a la prensa, disimula bien su inquina.

El contexto es esencial, como dice en su lema este medio, ctxt.es. Veamos. Se presentaba en la Universidad Complutense un libro de Carlos Fernández Liria editado por La Catarata. Rara vez esta modesta y esforzada editorial habrá contado con tal afluencia y tal presencia de medios. Sería por Pablo Iglesias. Sería. Fernández Liria es profesor de Filosofía. Asistir a una charla suya es una inyección de ideas. Brillante y provocador, sus palabras son un estímulo constante a la reflexión, al espíritu crítico, a ir más allá. Escucharle invita a huir de la mediocridad. Palabras mayores para momentos de acusada literalidad del pensamiento. Es el contexto. En la Universidad, no en una rueda de prensa. Por lo demás, lo que Iglesias dijo -–y hay que oír la intervención-- es la verdad. Corren tiempos muy duros para el periodismo y ése es el auténtico problema a resolver. De enorme gravedad.

La prensa oficial mantiene una campaña contra Podemos, innegable, que opera, sin embargo, como gota malaya que ya surte efectos. A veces llega a resultar hasta jocosa, en su empecinamiento y desmesura. Portadas encabezadas por dos o tres noticias contra la formación, a diario, editoriales que ruborizan… .

"Tras ejecutar a Nikolái Yezhov, jefe de su policía secreta, Stalin ordenó que fuera borrado de las fotografías en las que aparecían juntos. Mao hizo lo mismo con Bo Gu, con el que había compartido la Larga Marcha y que desapareció de una vieja imagen en la que se les veía posando sonrientes. Kim Jong-un aprendió de su padre que no hay nada como un pelotón de fusilamiento para afianzarse en el poder: ejecutó a su tío Jang Song-thaek y después lo eliminó del álbum familiar. La consigna en los regímenes comunistas, a la hora de purgar al camarada descarriado, es que no quede nada de él. Ni su recuerdo".

Así comenzaba, para asimilarlo a Pablo Iglesias, una columna escrita hace un mes por David Jiménez, director de El Mundo, el diario en el que trabaja el periodista aludido por el secretario general de Podemos. El mismo que esta semana anunciaba un ERE para 185 de sus trabajadores y otros 39 más de otros medios de la empresa Unidad Editorial.

Una campaña cierta. Nos consta. "Me consta cómo algunos comités editoriales de algunos medios pusieron una línea roja por la que solo valía que apareciera Podemos para informar negativamente sobre la formación política y sus líderes", escribe José Sanclemente en eldiario.es. Añadiré, en inciso, que consta también que “a Ciudadanos hay que tratarlo bien”. Ayer, todos volvieron a la carga rasgándose las vestiduras:

"Debería saber Iglesias que la regla de juego básica de la prensa en una democracia es la veracidad, y que su labor fundamental es el control del poder para evitar abusos, corrupciones o agresiones gratuitas como la suya", tronaba el editorial de El País. Paradójicas sentencias, cuando no han publicado ni media palabra de la relación de Blesa o la actual mujer de Felipe González en los #PapelesdePanamá, por poner solo un ejemplo. Ni El País ni sus colegas de la mañana. Hurtar noticias es grave. Es como si en una carretera en obras no se advirtiera al conductor de un socavón profundo.

Cada palabra de lo dicho o escrito por Caño, Herrera, Jiménez, Prego… se les vuelve en contra por sus hechos. Lo más grave es, sin embargo, que la verdad la conocen hasta quienes critican “el ataque al periodista y al periodismo en sí”. Entre el aluvión de artículos publicados en apenas 48 horas, hemos sabido que la dirección deEl País se plantó en la redacción para decir "que confía en que Ciudadanos entre en el Gobierno y juegue un papel fundamental en la política española, y no sólo eso, sino que espera que el periódico contribuya a eso", según contó Íñigo Sáenz de Ugarte. Y esto va mucho más allá de lo que suele denominarse “de tendencia” (progresista, conservadora…). Esto es participar en política sin avisar a los lectores. Es hacer política más que información. Otros medios no precisan ni advertir de sus intenciones.

Leímos todos que la nueva Comisión de Interior del Congreso constató la existencia de una policía política al servicio del PP. Que así se elaboró un delirante informe contra Pablo Iglesias (PISA, por Pablo Iglesias. S.A) que la justicia ha rechazado casi con rubor, como otros que les antecedieron y que han sido desestimados también. Pero que no por eso dejaron de difundir y amplificar los medios y hasta toda una vicepresidenta del Gobierno. Al margen de la identidad de la víctima –Iglesias, Podemos-- esto hubiera tenido consecuencias en un país serio. Eso sí, los afectados casi siempre son los mismos, y los ejecutores siempre, siempre los mismos. Da la sensación de que, aquí, a quien le toca ha de aguantarse.

Es cierto que otros políticos en todas las épocas han sufrido los rigores de una prensa política que sale de su función de informar para ejecutar a quien le molesta. Adolfo Suárez, por ejemplo, Felipe González, Julio Anguita y, ahora, todo el que asome la cabeza en Podemos. Lo del concejal Guillermo Zapata es para crear un trauma. Ahora arrecian contra Ada Colau; levantada la veda, no se para en medios para atacarla. Actualmente la Caverna ha ampliado sus instalaciones, apenas se ve la luz salvo en los digitales, en algunos digitales. Y saberlo no es excusa para callarse y admitirlo como irremediable. Aunque, ¡ay del que caiga en las fauces de esta jauría! La crisis de la prensa termina siendo un secreto a voces del que está prohibido hablar. Demasiadas cartas marcadas para que el juego sea limpio, o medianamente decente y al servicio de los intereses de la sociedad. Está muy claro cuáles son los suyos, y quién los obstaculiza.

Imprescindible hablar de los pobres periodistas que sufren las políticas de sus empresas. Las que, en bancarrota por su mala cabeza, han tenido que sentar en su accionariado a los principales bancos acreedores. O las que subsisten con la eufemísticamente llamada publicidad institucional, esa medida de gracia del gobierno. No suelen “Morder la mano que les da de comer”. O las que, en TVE, por ejemplo, han de plegarse a las redacciones paralelas al servicio del PP. O, en otras televisiones públicas, para quien sea que ostente el gobierno. O, en televisiones privadas, a intereses comerciales y empresariales que son su razón de ser.

“Con Pablo Iglesias sí nos atrevemos”, firma Antonio Maestre en La Marea. Y así es. Periodistas que se comieron varias veces el Plasma con Rajoy en una de las imágenes más patéticas para la profesión que se hayan dado se ponen ahora estupendos, porque el periodismo es, al parecer, la única profesión exenta de esa práctica. Los que se han comido también los soliloquios de políticos en lo que llamaron “ruedas de prensa sin preguntas”. Los que admiten como inevitable la manipulación, exclusión de noticias, y desmesuras de sus medios. Los que llegan a suscribirlos con su trabajo. Los que contemplan expulsiones y purgas, mirando para otro lado, mientras sus jefes mantienen impresionantes sueldos y bonus. Los que solo hacen piña corporativa cuando el presunto infractor es contrario a los intereses de su empresa. La comprensión confirma que las cosas no se hacen como debieran. Son tiempos difíciles, sí, pero si algo se puede aprender de la trayectoria seguida es que ceder nunca es una solución, ceder es siempre la antesala para ceder más. O tragar.

Está sucediendo aquella desproporción de la que hablaba Thomas de Quincey en el siglo XIX y que cita el científico Javier López Facal en un artículo que casualmente habla de mandamientos, sexo y pornografía: “Si un hombre se deja tentar por un asesinato, poco después piensa que el robo no tiene importancia, y del robo pasa a la bebida y a no respetar los sábados, y de esto pasa a la negligencia de los modales y al abandono de sus deberes”.

Pablo Iglesias volvió a centrar la atención mediática de forma desmedida en un país que empieza a descubrir el lodazal en el que vive. Estamos conociendo, menos mal, las tácticas mafiosas de Ausbanc y Manos Limpias, a las que durante años sucumbieron o en las que participaron estamentos esenciales del Estado. Bancos, jueces… ¿Qué está pasando aquí? ¿Por qué no dijeron nada los afectados por los chantajes y extorsiones? ¿Los medios lo ignoraron durante décadas? ¿Es todo o la punta de otro iceberg? El PP ha sido judicialmente acusado de ser una organización criminal, aunque los medios tengan mala memoria para recordarlo. Y hasta de homicidio, recientemente en Galicia.

La ley del embudo rige en el pago de impuestos, mientras lideramos las desigualdades en Europa. Nos están envenenando con las emisiones tóxicas de los automóviles trucados, y la decisión que adopta la UE (con España dentro y en cabeza) es aumentar el nivel permitido de gases nocivos. Todo por el lucro. O la codicia. La prensa española parece haber habilitado una corresponsalía en Caracas. No en Panamá. Tampoco en Arabia Saudí, por poner un caso, que es cliente principal en armas, con su querencia por el islamismo radical.

Y, así, El Mundo precisamente nos cuenta, este sábado 23 de abril, que “en Venezuela el 12% de la población no come tres veces al día”. Ellos mismos publicaron que 2,2 millones de personas sobreviven en España alimentándose en comedores sociales. Y no dan tres comidas al día. O sin encender la calefacción. O sin cocinar, comiendo latas o prefabricados. La pobreza energética ha aumentado en esta legislatura un 69%, en datos oficiales, como negó a Jordi Évole José Manuel Soria, el exministro hoy aclamado por los suyos como víctima caída de los Paraísos Fiscales. Afrontando, pese a los duros recortes de servicios, el pago de una Deuda Pública que Rajoy ha llevado a niveles históricos e impagables. Más de un billón de euros. El 100% del PIB, cuando la cogió en el 70%.

Callar es secundar todo esto, sin más eufemismos. Éste es el sistema que se quiere preservar. El que torpedea los cambios por el método que sea. Y hay pocas cosas que paguen esa adormidera para la conciencia.

¿Y el problema es Pablo Iglesias ironizando sobre el periodismo actual?

14 de abril de 2016

Música para camaleones (88) Beirut - Cheap Magic Sound


En 2007 Beirut, la banda originaria de New Mexico comandada por el genialoide Zach Condon, publicaba su segundo trabajo, el excelente 'The Flying Club Cup', en el que añadía influencias francesas a sus vastos registros musicales en un album tan luminoso como nostálgico, celebrando la vida, el amor -y el desamor- con el tono melopeico marca de la casa teñido ésta vez de chansons y fétes. anza

Poco después lanzaría este 'Cheap Magic Inside' que hoy publicamos, una grabación en un único plano-secuencia con la cámara siguiendo a Condon, (un músico marcado por sus viajes y travesías) mientras se desplaza por distintos espacios como un parque, un edificio abandonado, un trayecto en coche o una iglesia, mientras va encontrándose con músicos con los que recorre el rico universo musical de 'The Flying Club Cup'. Simplemente delicioso. 

Tracklist: 1:30 - A call to arms 2:19 - Nantes 6:45 - A sunday Smile 11:20 - Guyamas Sonora 16:14 - La Banlieue 19:18 - Cliquot 24:56 - The penalty 30:37 - Forks and knives "la fete" 34:25 - In the Mausoleum 38:00 - Un Dernier Verre 4 2:00 - Cherbourg 47:30 - St. Apollonia 51:29 - "Scenic World" :-) haha! 53:09 - The Flying Club Cup