Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

30 de abril de 2011

Vocabulario Fundamental. Literatura y Escritores (6) In Memoriam, Ernesto Sábato

"La vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil, que cuando uno empieza a aprenderlo, hay que morirse." Ernesto Sábato

30 de abril. A los 99 años ha muerto Ernesto Sábato, autor de dos obras fundamentales de la literatura latinoamericana,
El túnel y la tremenda Sobre héroes y tumbas, (con el estremecedor Informe sobre ciegos) y comprometido éticamente contra la dictadura y por la causa de los desaparecidos en su país, Argentina. Fue presidiendo la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas cuando elaboró el que se conocería como Informe Sábato y que originó el procesamiento y posterior condena de los máximos responsables de las juntas militares de la dictadura. Aunque sólo fuera por eso ya podría dar por merecida su existencia. Pero además deja su literatura desgarrada, que le convirtió en el último de los clásicos argentinos y que le perdurará. Con ella les dejamos.

El túnel. Fragmentos

"Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne; supongo que el proceso está en el recuerdo de todos y que no se necesitan mayores explicaciones sobre mi persona.
Aunque ni el diablo sabe qué es lo que ha de recordar la gente, ni por qué. En realidad, siempre he pensado que no hay memoria colectiva, lo que quizá sea una forma de defensa de la especie humana. La frase "todo tiempo pasado fue mejor" no indica que antes sucedieran menos cosas malas, sino que -felizmente- la gente las echa en el olvido. Desde luego, semejante frase no tiene validez universal; yo, por ejemplo, me caracterizo por recordar preferentemente los hechos malos y, así, casi podría decir que "todo tiempo pasado fue peor", si no fuera porque el presente me parece tan horrible como el pasado; recuerdo tantas calamidades, tantos rostros cínicos y crueles, tantas malas acciones, que la memoria es para mí como la temerosa luz que alumbra un sórdido museo de la vergüenza. ¡Cuántas veces he quedado aplastado durante horas, en un rincón oscuro del taller, después de leer una noticia en la sección policial!. Pero la verdad es que no siempre lo más vergonzoso de la raza humana aparece allí; hasta cierto punto, los criminales son gente más limpia, más inofensiva; esta afirmación no la hago porque yo mismo haya matado a un ser humano: es una honesta y profunda convicción. ¿Un individuo es pernicioso? Pues se lo liquida y se acabó. Eso es lo que yo llamo una buena acción. Piensen cuánto peor es para la sociedad que ese individuo siga destilando su veneno y que en vez de eliminarlo se quiera contrarrestar su acción recurriendo a anónimos, maledicencia y otras bajezas semejantes. En lo que a mí se refiere, debo confesar que ahora lamento no haber aprovechado mejor el tiempo de mi libertad, liquidando a seis o siete tipos que conozco.

(...) A veces volvía a ser piedra negra y entonces yo no sabía qué pasaba del otro lado, qué era de ella en esos intervalos anónimos, qué extraños sucesos acontecían; y hasta pensaba que en esos momentos su rostro cambiaba y que una mueca de burla lo deformaba y que quizá había risas cruzadas con otro y que toda la historia de los pasadizos era una ridícula invención o creencia mía y que en todo caso había un solo túnel, oscuro y solitario: el mío, el túnel en que había transcurrido mi infancia, mi juventud, toda mi vida. Y en uno de esos trozos transparentes del muro de piedra yo había visto a esta muchacha y había creído ingenuamente que venía por otro túnel paralelo al mío, cuando en realidad pertenecía al ancho mundo, al mundo sin límites de los que no viven en túneles; y quizá se había acercado por curiosidad a una de mis extrañas ventanas y había entrevisto el espectáculo de mi insalvable soledad.

(...) Yo no decía nada. Hermosos sentimientos y sombrías ideas daban vueltas en mi cabeza, mientras oía su voz, su maravillosa voz. Fui cayendo en una especie de encantamiento. La caída del sol iba encendiendo una fundición gigantesca entre las nubes del poniente. Sentí que ese momento mágico no se volvería a repetir nunca. -Nunca más, nunca más- pensé, mientras empecé a experimentar el vértigo del acantilado y a pensar qué fácil sería arrastrarla al abismo, conmigo."

Sobre héroes y tumbas (fragmentos)


"Ya se alejan en medio del polvo, en la soledad mineral, en aquella desolada región planetaria. Y pronto no se distinguirán, polvo entre el polvo. Ya nada queda en la quebrada de aquella Legión, de aquellos míseros restos de la Legión: el eco de sus caballadas se ha apagado; la tierra que desprendieron en su furioso galope ha vuelto a su seno, lenta pero inexorablemente; la carne de Lavalle ha sido arrastrada hacia el sur por las aguas de un río (¿para convertirse en árbol, en planta, en perfume?). Sólo permanecerá el recuerdo brumoso y cada día más impreciso de aquella Legión fantasma. "En las noches de luna --cuenta un viejo indio-- yo también los he visto. Se oyen primero las nazarenas y el relincho de un caballo. Luego aparece, es un caballo muy brioso y lo muenta el general, un blanco como la nieve (así ve el indio al caballo del general). Él lleva un gran sable de caballería y un morrión alto, de granadero." (¡Pobre indio, si el general era un rotoso paisano, con un chambergo de paja sucia y un poncho que ya había olvidado el color simbólico! ¡Si aquel desdichado no tenía ni uniforme de grandero ni morrión, ni nada! ¡Si era un miserable entre miserables!) Pero es como un sueño: un momento más y en seguida desaparece en la sombra de la noche, cruzando el río hacia los cerros del poniente. "

(...) "Y como Martín le preguntó si entre dos seres que se quieren no debe ser todo nítido, todo transparente y edificado sobre la verdad, Bruno respondió que la verdad no se puede decir casi nunca cuando se trata de seres humanos, puesto que sólo sirve para producir dolor, tristeza y destrucción. Agregando que siempre había alentado el proyecto (“pero yo soy nada más que eso: un hombre de puros proyectos”, agregó sonriendo con tímido sarcasmo), había alentado el proyecto de escribir una novela o una obra de teatro sobre eso: la historia de un muchacho que se propone decir siempre la verdad, siempre, cueste lo que cueste. Desde luego, siembra la destrucción, el horror y la muerte a su paso. Hasta terminar con su propia destrucción, con su propia muerte.

—Entonces hay que mentir—adujo Martín con amargura.


—Digo que no siempre se puede decir la verdad. En rigor, casi nunca.


—¿Mentiras por omisión?


—Algo de eso —replicó Bruno, observándolo de costado, temeroso de herirlo.


—Así que no cree la verdad.


—Creo que la verdad está bien en las matemáticas, en la química, en la filosofía. No en la vida. En la vida es más importante la ilusión, la imaginación, el deseo, la esperanza. Además ¿sabemos acaso lo que es la verdad? Si yo le digo que aquel trozo de ventana es azul, digo una verdad. Pero es una verdad parcial, y por lo tanto una especie de mentira. Porque ese trozo de ventana no está solo, está en una casa, en una ciudad, en un paisaje. Está rodeado del gris de ese muro de cemento, del azul claro de este cielo, de aquellas nubes alargadas, de infinitas cosas más. Y si no digo todo, absolutamente todo, estoy mintiendo. Pero decir todo es imposible, aun en este caso de la ventana, de un simple trozo de la realidad física, de la simple realidad física. La realidad es infinita y además infinitamente matizada, y si me olvido de un solo matiz ya estoy mintiendo. Ahora, imagínese lo que es la realidad de los seres humanos, con sus complicaciones y recovecos, contradicciones y además cambiantes. Porque cambia a cada instante que pasa, y lo que éramos hace un momento no lo somos más. ¿Somos, acaso, siempre la misma persona? ¿Tenemos, acaso, siempre los mismos sentimientos? Se puede querer a alguien y de pronto desestimarlo y hasta detestarlo. Y si cuando lo desestimamos cometemos el error de decírselo, eso es una verdad, pero una verdad momentánea, que no será más verdad dentro de una hora o al otro día, o en otras circunstancias. Y en cambio el ser a quien se la decimos creerá que ésa es la verdad, la verdad para siempre y desde siempre. Y se hundirá en la desesperación.
(...) "Se sentó en un banco, cerca de la estatua de Ceres, y permaneció sin hacer nada, abandonado a sus pensamientos. “Como un bote a la deriva en un gran lago aparentemente tranquilo pero agitado por corrientes profundas”, pensó Bruno, cuando, después de la muerte de Alejandra, Martín le contó, confusa y fragmentariamente, algunos de los episodios vinculados a aquella relación. Y no sólo lo pensaba sino que lo comprendía ¡y de qué manera!, ya que aquel Martín de diecisiete años le recordaba a su propio antepasado, al remoto Bruno que a veces vislumbraba a través de un territorio neblinoso de treinta años; territorio enriquecido y devastado por el amor, la desilusión y la muerte. Melancólicamente lo imaginaba en aquel viejo parque, con la luz crepuscular demorándose sobre las modestas estatuas, sobre los pensativos leones de bronce, sobre los senderos cubiertos de hojas blandamente muertas. A esa hora en que comienzan a oírse los pequeños murmullos, en que los grandes ruidos se van retirando, como se apagan las conversaciones demasiado fuertes en la habitación de un moribundo; y entonces, el rumor de la fuente, los pasos de un hombre que se aleja, el gorjeo de los pájaros que no terminan de acomodarse en sus nidos, el lejano grito de un niño, comienzan a notarse con extraña gravedad. Un misterioso acontecimiento se produce en esos momentos: anochece. Y todo es diferente: los árboles, los bancos, los jubilados que encienden alguna fogata con hojas secas, la sirena de un barco en la Dársena Sur, el distante eco de la ciudad. Esa hora en que todo entra en una existencia más profunda y enigmática. Y también más temible, para los seres solitarios que a esa hora permanecen callados y pensativos en los bancos de las plazas y parques de Buenos Aires."

29 de abril de 2011

Mourinho, el ruido y la furia

Es increíble comprobar cómo un deporte como el fútbol puede influir con sus idas y vueltas nuestras emociones de forma tan exagerada, cómo la zozobra que invadió al culé tras la Copa del Rey al ver resucitar con brío al rival noqueado ha vuelto a tornar confianza y superioridad, cómo la euforia que recorrió el madridismo quedó congelada por el acomplejado planteamiento y posterior comportamiento de Jose Mourinho en el partido de ida de Champions.

Pero de la misma forma que su talento como técnico permitió la victoria en Copa, su complejo de inferioridad frente al Barça, sumado a un árbitro que quiso ejercer de juez de la eliminatoria equivocándose ante el que mola y al increíble Leo Messi, dan como resultado una semifinal de Champions prácticamente decidida y una vuelta a la casilla de salida en las sensaciones ante el eterno rival.

Ha vuelto pues a coger el cagómetro el puente aéreo destino Madrid
, a bascular los vasos comunicantes (llenos del mismo miedo de unos reflejado en los otros) entre ambos clubes y aficiones, con los madridistas clamando que si se ha de caer en el Nou Camp (aún quedan 90 minutos...) sea plantando cara e intentando ganar sin especular y anticipando como probable última voluntad que ya que se ha mostrado la forma buena y la mala de jugarle al Barça el Manchester elija la correcta.

Y lo que ahora queda es la bronca continua, el discurso ventajista y el gesto crispado del entrenador portugués, más preocupado de parecer un archivillano de Spectra que de defender correctamente al club que le paga, que paradójicamente tapa con sus estridencias las verguenzas blaugranas, que polariza a la afición blanca con una parte de ésta, la más recalcitrante, abducida por sus modos y maneras si eso combate a la némesis blaugrana y trae los títulos que tanto promete. Queda una directiva y una plantilla secuestrados por los modos absolutistas y caricaturescos de un ególatra desatado, que manipula y tensa todo lo relacionado con el Real Madrid, que pone en entredicho algunos de los valores primordiales de un club que ha convertido, como aquello de Macbeth, en una historia contada por un loco, llena de ruido y de furia, sin ningún significado.

26 de abril de 2011

Adherencias (6) Wall-e / I guess I'm floating


Wall-e (Andrew Stanton,2008) / Iguess I'm floating - M83 (Before The Dawn Heals Us, 2005)

Vocabulario Fundamental. Fantasmas (3) El fantasma de Chernobyl


El 26 de abril de 1986 una explosión de hidrógeno reventaba el reactor número 4 de la central nuclear ucraniana de Chernóbil emitiendo 400 veces más radiación que la bomba atómica de Hiroshima, afectando a amplias zonas de Ucrania y Bielorrusia y provocando (sigue haciéndolo) decenas de miles de víctimas. 25 años después en la zona su impacto persiste en la salud del ecosistema y de millones de personas, el gobierno ucraniano intenta retirar los beneficios sociales a los "liquidadores" supervivientes que combatieron la radiación y en la zona de exclusión de 30 km sólo quedan viejitos que no conocen otro lugar para vivir y a los que ya les da igual todo.

Del programa Informe Semanal recogemos el documental El fantasma de Chernóbil que nos muestra cómo el fantasma de la radiactividad sigue recorriendo la zona con su espectral silencio y lo seguirá haciendo durante siglos.



24 de abril de 2011

Ciclo de cine europeo (7) 'Quemado por el sol', de Nikita Mikhalkov


Continuamos nuestro ciclo de cine europeo con 'Quemado por el sol'la segunda de las películas del del cineasta ruso Nikita Mikhalkov que traemos a nuestro ciclo de cine europeo tras 'Ojos Negros', para el Juez Roy Bean las dos cumbres de su filmografíaEn esta magnífica película (Soleil trompeur - Utomlyonnye solntsem, 1994) que logró el Oscar a la Mejor Película de Habla no Inglesa y Gran Premio del Jurado en Cannes en 1994, Mikhalkov (que interpreta al coronel Kotov) arreglaba cuentas con el estalinismo y sus terribles purgas, que le costaron la vida a millones de soviéticos en los años treinta y cuarenta del siglo XX. Y lo hace a través de la historia de un coronel del ejército soviético mientras pasa sus vacaciones con su familia en su dacha en el campo. Porque lo que comienza como un bucólico relato estival y costumbrista, impregnado por el universo bucólico de Chejov, irá tomando un tono inquietante con la llegada a la casa de un antiguo amigo de la familia, mientras pasa el ardiente y criminal sol del estalinismo. Una obra maestra. VER LA PELÍCULA ONLINE EN VK

Vocabulario Fundamental. Puta guerra (1) ¡Puta guerra!




Publicado en el blog Vocabulario Fundamental del Juez Roy Bean

23 de abril de 2011

Ciclo de cine europeo (6) 'Ojos negros', de Nikita Mikhalkov


"...Si muriese en este momento y el Padre Eterno me dijera, Romano, qué recuerdas de tu vida? La nana que me cantaba mi madre cuando era pequeño, el rostro de Elisa en la primera noche y las brumas de Rusia..." 

Continuamos nuestro ciclo de cine europeo (siempre en versión original con subtítulos) con dos de las mejores películas del cineasta ruso Nikita Mikhalkov, Ojos negros y Quemado por el solOjos negros (Oci ciornie, 1987), fue rodada en Italia y es una deliciosa y melancólica comedia basada en varios relatos del escritor ruso Anton Chejov (como La dama del perrito) que nos cuenta la historia de Romano Patroni un arquitecto italiano despreocupado, romántico y tarambana (interpretado por un inolvidable Marcello Mastroianni) que conoce en un crucero con un comerciante ruso al que contará su historia cuando él era más joven y buscó por las inmensas llanuras rusas un amor encontrado y perdido en un balneario, a comienzos del siglo XX. 

21 de abril de 2011

¡¡Así gana el Madrid!!

Emoción y alegría infinitas en el mejor partido de la temporada para alivio y regocijo del alma de una afición muy necesitada. Cómo mola el fútbol.

"¡Así, así, así gana el Madrid!" - Alfredo Relaño 21.04.2011

Un solo gol en ciento veinte minutos, pero un gol hermoso en su clasicismo, en su perfección, en su contundencia. Centro del extremo izquierda ("el mundo necesita democracia y extremo izquierda") y cabezazo impecable del nueve, papel que ayer asumió Cristiano. El único gol de una final, pero no supo a poco. Fue una final hermosa, intensísima, en la que los dos equipos mostraron hasta el fondo sus virtudes y sus temores. Magnífico el Madrid en la primera parte, encogiendo al Barça. Magnífico el Barça en la segunda, con su fútbol preciso y preciosista. Magníficos los dos en la prórroga.


"¡Así, así, así gana el Madrid!". El grito que nació en Gijón para zaherir al Madrid fue adoptado por los madridistas desde hace años para las ocasiones especiales, heroicas. Y fue el primer grito que estalló en Mestalla, en el fondo blanco, mientras el blaugrana se disolvía discretamente. Era una ocasión heroica, en efecto. Porque el Madrid había batido al Barça, un equipo realmente superior, porque reconquistaba la Copa, olvidada desde hace dieciocho años, y porque esa victoria es una promesa cara a las inminentes semifinales de Champions. Pocas victorias le han sabido nunca tan bien al Madrid.

Mourinho lo hizo. Para eso vino, y aunque la Liga ya es culé, esta Copa anuncia que puede estar por llegar un tiempo nuevo. El mérito es que el Barça que se le opuso anoche fue un Barça íntegro, con todas sus piezas, con todo su funcionamiento. Ante eso plantó un equipo corajudo, nada que ver con el medroso grupo de la primera hora del Bernabéu. En la primera mitad desarticuló al Barça; en la segunda, resistió su rearme; en la prórroga, lo batió. Sí, Mourinho lo hizo, y aunque hay que reprocharle bastantes cosas, se puede insistir en un concepto: los viejos valores del Madrid sí están sobre el campo.

19 de abril de 2011

Vocabulario Fundamental. Gorrión (2) Los gorriones de Miguel Hernández



Los gorriones son los niños del aire, la chiquillería de los arrabales, plazas y plazuelas del espacio. Son el pueblo pobre, la masa trabajadora que ha de resolver a diario de un modo heroico el problema de la existencia. Su lucha por existir en la luz, por llenar de píos y revuelos el silencio torvo del mundo, es una lucha alegre, decidida, irrenunciable. Ellos llegan, por conquistar la migaja de pan necesaria, a lugares donde ningún otro pájaro llega. Se les ve en los rincones más apartados. Se les oye en todas partes. Corren todos los riesgos y peligros con la gracia y la seguridad que su infancia perpetua les ha dado.


Miguel Hernández. El gorrión y el prisionero

18 de abril de 2011

El Madrid cambia de cultura

Reproducimos el artículo de Diego Torres en El País sobre el desarrollo del primer partido de la que se promete apasionante serie de Duelos en OK Corral que enfrentan los dos grandes de la Liga española. El Barça ganó a los puntos claramente, se llevó un título de Liga, el Madrid una sensación agridulce de saber que se puede competir con el Barça sin mediar catástrofe pero haberle jugado como un equipo menor, fiado a los corners y las faltas, al menos hasta el arrebato tras la entrada de Ozil.

Y además de no dejar de provocar polémicas absurdas no parece que en la final de Copa Mourinho vaya a cambiar su apuesta futbolística, se la seguirá jugando con Pepe en el centro del campo, lo que salió bien pues distorsionó las líneas de pase blaugranas, el problema de Pepe es que suele rondar el límite del juego y de la enajenación y aunque en el centro del campo su influencia en el juego del equipo se multiplica, también lo hacen sus ocasiones de entrar en choques y balones divididos, y no medir bien. Pero incluso jugándosela con Pepe ahí, la cosa cambia si al portugués le acompañas en la medular con Xabi Alonso y el crack alemán en sustitución de Khedira (¿por qué no se lesiona más este pollo?), con Cristiano (si sale de sus tonterías), Benzema y Di Maria apoyando y todos presionando más arriba. Una vez parado el primer golpe, el Madrid tiene plantilla y orgullo para jugarle al Barça mirándole a la cara y sin renunciar al fútbol.

El Madrid cambia de cultura

Diego Torres - El País 18/04/2011

"¿Y qué otra cosa podíamos hacer?", se preguntaba ayer un experimentado jugador del Madrid, sin encontrar respuesta. "¡Si los dejas jugar te pintan la cara!".


El sábado, ante el Barça, el Madrid hizo algo que nunca había hecho antes en su historia: renunciar a la pelota en un clásico. Mourinho ordenó a sus jugadores que esperasen atrás para iniciar la presión y, una vez recuperada la pelota, lanzar contragolpes con más intención de verticalidad que de precisión. El equipo no tuvo el balón más del 27% del tiempo de juego. Fue una estadística insólita que revela un cambio de filosofía y de carácter. Ni siquiera en la ida, en el Camp Nou, el Madrid tuvo menos el balón: un 37%.

La mentalidad con que los jugadores españoles del Madrid afrontaron los dos clásicos fue distinta. En noviembre, les pareció que la táctica de Mourinho no era del todo acertada. Ayer, ante el mismo plan, se mostraron más convencidos, más resignados. El efecto del 5-0 de la primera vuelta caló tan hondo en el vestuario que durante la semana pasada los comentarios que hacían los jugadores sobre el Barça solían tener un tono lúgubre. "Hay pánico", decía un empleado del club. Mourinho no hizo nada por cambiar esta impresión. Al revés, el entrenador fomentó el complejo de inferioridad entre sus futbolistas. La idea de que el Madrid es un equipo limitado y de que la única manera que tiene de contrarrestar al Barça es asumir esta realidad.

Mourinho ha impulsado una transformación cultural en la plantilla y en la hinchada. Tras el 1-1, los aficionados abandonaron el Bernabéu satisfechos, aunque el marcador les despojara prácticamente del campeonato. El clima de complacencia también es nuevo en Chamartín, en donde ningún resultado que no fuera la victoria se había dado por bueno. Este mismo público que observó con suspicacia a Juande y a Capello por su conservadurismo, se enorgulleció el sábado de un planteamiento más defensivo todavía.

En octubre de 2006 el Madrid de Capello, un equipo en transformación cuyo fichaje más ilusionante había sido Van Nistelrooy, se enfrentó al Barça de Ronaldinho y Messi, que acababa de ganar la Champions. El resultado fue un tiempo de posesión del 40% y una victoria (2-0). En el medio campo jugaron Diarra, Emerson y Guti. Pero la intención de tener el balón fue más decidida que el sábado pasado. En el Camp Nou, esa misma temporada, el Madrid de Capello consiguió un 40% de posesión y ocho remates a portería (3-3). Dos años después, con Juande Ramos, el Madrid tuvo un 42% de posesión en el Camp Nou y en el Bernabéu. Con Pellegrini la intención de administrar el balón se acentuó un poco: 45% en Madrid y 42% en Barcelona. En las últimas cinco temporadas, el club ha invertido más de 500 millones en fichajes.


Desde hace meses Mourinho se queja de que al Madrid los árbitros le muestran más tarjetas que a sus rivales, sobre todo al Barça. "Si nos muestran menos tarjetas es porque tenemos más el balón", dijo ayer Piqué, después de que Mourinho protestara otra vez. La estadística tiene su ley: puesto que es raro amonestar a quien conduce el balón, a más posesión menos sanción. En el partido del sábado, sin embargo, Muñiz mostró cinco amarillas a los barcelonistas por hacer 14 faltas y dos a los madridistas por hacer 22. Un balance que no impidió a Mourinho quejarse otra vez: "Al Barça le dejaron hacer de todo".

17 de abril de 2011

Music kills me (2) Pequeña música nocturna

En esta noche de domingo les ofrecemos la segunda entrega (tras Luz, más luz) de nuestro proyecto Music kills me, esta vez veinte canciones de nuestra colección Pequeña Música Nocturna (y que da nombre a nuestro blog de música) música cuyo hábitat preferido es la noche, sus intimismos y sus seducciones, música impregnada de oscuridad, de pasiones o de soledades, de deseo o melancolía, canciones sinuosas que dibujan delicadas arquitecturas melódicas que nos acarician entre aurículas y ventrículos. Así pues, bajen las luces, suban un poco el volumen -esta música no gusta de escucharse de fondo- y dejen que la música y la noche se conviertan en un personaje más en su salón, que sea su pareja si están solos o complete un estupendo trío si están con alguien a quien amen o deseen, sean un puntito de música y estremecimientos en algún lugar ahí fuera, mientras la noche abraza al mundo.

Tracklist:


1 - A l'origine (Benjamin Biolay)
2- We Will Never Drink Again (The Devastations)
3 - Papa Was A Rodeo (The Magnetic Fields)
4 - Consequence (The Notwist)
5 - Souvenir (Brittle Stars)
6 - Le moulin (Yann Tiersen)
7 - Playground Love (Air)
8 - El Ultimo Devaneo (Migala)
9 - Theory of ghosts (Piano Magic)
10 - Beneath the rose (Micah P. Hinson)
11 - Show (Beth Gibbons)
12 - Underneath the Stars (Kate Rusby)
13 - Samskeyti (Sigur Ros)
14 - New Light Of Tomorrow (Husky Rescue)
15 - The Miracle (Dayna Kurtz)
16 - Edge Hill (Groove Armada)
17 - Safe (M83)
18 -Woods - Corrina Repp
19 - Stretch out your arms - Devics
20 - Not dark yet - Bob Dylan 

15 de abril de 2011

Real Madrid-Barcelona, la agonía y ¿el éxtasis?

Llevábamos mucho tiempo, desde la temporada pasada, sin entrar a considerar la actualidad del equipo de nuestros desvelos y creemos que en este punto de la temporada, cuando el Madrid se enfrenta a sus mayores desafíos, podemos hacer balance.

El Real Madrid de Jose Mourinho es segundo en la Liga española y ha llegado con solvencia a la final de Copa y la semifinal de Champions, algo que desde hace años no veíamos, tan abajo habíamos llegado... El trabajo del entrenador portugués y el rearme realizado en jugadores jóvenes y talentosos han conformado este año una de las mejores plantillas de su historia, haciendo del Madrid uno de los equipos más potentes de Europa, a sólo cinco partidos de alcanzar la gloria. Pero hasta aquí las buenas noticias.

Porque el actual equipo madridista es también un equipo que en demasiadas ocasiones no juega a nada, con algunas flagrantes carencias en mediocampo (verbigracia el transparente Sami Bodoque Khedira..) que le han llevado a perder virtualmente la Liga ante equipos supuestamente menores como Osasuna, Almería, Levante o Sporting de Gijón, un equipo al que a menudo se le ven las costuras sobre todo ante equipos presionantes y ordenaditos atrás, con un entrenador demasiado preocupado por tener siempre razón, por entrar en polémicas absurdas que no favorecen al club y que ha relegado a la cantera y a jóvenes y válidos jugadores como Canales, Garay y Pedro León a un ostracismo casi absoluto. Pero sobre todo porque ahora está el Barça, el equipo de ensueño que ha construido Pep Guardiola y eso lo cambia todo.

Un Barça casi invencible que, recordemos, empezó a fraguarse perdiendo dos ligas ante el Madrid de Capello y de Schuster. Un Barça en el que ya estaba el grueso del gran Barça de hoy en día, estaban Valdés, Xavi, Iniesta, Puyol, Messi, la columna vertebral de la gran plantilla que se iba conformando y que terminaria de encajar Guardiola, pero esas dos Ligas, ganadas con más fé que juego por los blancos, camuflaron el fenómeno que se estaba gestando.


Porque mientras el Madrid fagocitaba entrenadores, directores deportivos, presidentes y estilos de juego, el Barça supo tener paciencia y profundizar en su estilo de juego, cuando cometió flagrantes errores en fichajes
supo corregirlo a tiempo y sobre todo ha cuidado de forma excepcional una cantera que les ha proporcionado la mejor generación de jugadores de su historia y que sigue pariendo grandes centrocampistas como si lo fueran a prohibir. Pero además un Barça que gana también en dos capítulos fundamentales en esta cosa que es el balompié, un sutil pero eficiente apoyo arbitral y estamental en los momentos precisos y la siempre provechosa batalla de la propaganda. Y además tienen a Messi.

El madridismo salió muy escaldado de la infausta noche del 5-0 en el Nou Camp, donde el hasta entonces implacable Real Madrid de Mourinho sólo pudo perseguir sombras y sacar una y otra vez de centro del campo, en un ejercicio de impotencia colectiva difícil de olvidar. Pensamos sin embargo que el factor psicológico tuvo bastante que ver en cómo se produjo esta derrota, la diferencia entre ambos equipos no era tanta entonces y tampoco ahora, aunque pensemos que los azulgrana siguen un escalón por encima en lo conseguido en estos últimos años, su concepción colectiva del juego, algo de lo que adolece el equipo blanco, aún en construcción.

Todo este panorama nos lleva a mirar con cierto pesimismo este apasionante torbellino de clásicos que se avecina y cuyo resultado decidirá la temporada, pues casi todo se sabrá el 3 de mayo. Cuatro partidos en los que la personalidad y decisiones de los dos grandes técnicos en liza, manejando los mejores arsenales del fútbol actual, tendrán una influencia decisiva.

Pero sobre todo serán partidos para que los grandes jugadores de fútbol demuestren que lo son, para los cracks, para tipos con personalidad y gran talento como Messi, Cristiano, Xavi, Xabi, Iniesta, Ozil, Di Maria, Piqué, Alves, Pepe, Casillas, Busquets, Valdés, Benzema, Higuain, Villa, Marcelo y algunos más componiendo dos formas distintas de entender el fútbol de ataque, ambas con personalidad, orgullo y calidad. Disfrutemos pues de ellos.
Como dijo una vez Valdano, el Barça está viviendo un sueño y el Madrid ha de estar ahí cuando despierte. Si no queremos que estos últimos años de sufrimiento y orgullo pisoteado provoquen una epidemia tumoral en toda una generación de madridistas dolientes, esta es la ocasión perfecta para ello.

14 de abril de 2011

In Memoriam. Segunda República Española







14 de abril de 1931. Hace 80 años una España de miserias y desigualdades intentaba incorporarse a la modernidad y el progreso mediante una república parlamentaria, tratando de sacudirse el lastre de una monarquia inane y trasnochada
, de siglos de injusticias y privilegios de unos pocos.

Una República de sueños y esperanzas que duró apenas cinco convulsos años antes de ser ahogada en sangre por el fascismo reaccionario y nacionalcatólico que aún impondría casi cuarenta años de represión y dictadura que marcaron a fuego la psique de nuestro país.

10 de abril de 2011

Vocabulario fundamental. Planeta Tierra (3) 'Home', de Yann Arthus-Bertrand


En sus 200.000 años de existencia, el hombre ha roto el equilibrio de casi 4.000 millones de años de evolución de la Tierra. El precio a pagar es considerable, pero es demasiado tarde para ser pesimistas. A la humanidad le quedan diez años escasos para invertir la tendencia, concienciarse de la explotación desmesurada de las riquezas de la Tierra y cambiar el modo de consumo. Yann Arthus-Bertrand, con sus imágenes inéditas de más de 50 países vistos desde el cielo, compartiendo con nosotros su capacidad de asombro y también sus preocupaciones, coloca, con esta película, una piedra en el edificio que tenemos que reconstruir, todos juntos. Es un film de distribución libre. Karma Films

Estamos viviendo un periodo crucial. Los científicos nos dicen que solo tenemos 10 años para cambiar nuestros modos de vida, evitar de agotar los recursos naturales y impedir una evolución catastrófica del clima de la Tierra. Cada uno de nosotros debe participar en el esfuerzo colectivo, y es para sensibilizar al mayor número de personas que realizé la película HOME. Para que esta película sea difundida lo más ampliamente posible, tenía que ser gratuita. Un mecenas, el grupo PPR, permitió que lo sea. Europacorp que lo distribuye, se comprometió en no tener ningún beneficio porque HOME no tiene ningún interés comercial. Me gustaría que esta película se convierta en vuestra pelicula. Compártelo. Y actúa. (Yann Arthus-Bertrand)

Música para camaleones (5) Lemon Jelly - Spacewalk




Publicado en el blog Pequeña Música Nocturna

7 de abril de 2011

Vocabulario Fundamental. Animales (4) La vida a prueba 4 Viviendo juntos / Luchando

7. Viviendo juntos (Living Together)

Este episodio se centra en aquellas especies que cooperan entre sí y en aquellas que dependen de otras, o que son explotadas por otras. Algunas de las relaciones de simbiosis son muy antiguas, mientras que otras más recientes son menos claras. Todas ellas ponen de manifiesto la poca diferencia entre el beneficio mutuo y el parasitismo.



8. Luchando (Fighting)

Este capítulo analiza cómo combaten los animales, tanto físicamente con violencia y daño, como psicológicamente con encuentros rituales a base de señales sin ningún daño para los luchadores. Se lucha por los alimentos, por el espacio de tierra o por obtener un compañero.


Absurdeces, bocachanclismos y otros extravíos (11) Telemadrid













Telemadrid, la deficitaria y patética cadena de TV dirigida con poco disimulo desde la Comunidad de Madrid de Esperanza Aguirre, califica de "recurso" la burda manipulación realizada al estampar el sello de ETA sobre las imágenes de Zapatero y Rubalcaba en uno de sus reportajes de "investigación", siguiendo las consignas del todo vale para insultar y desacreditar a sus adversarios políticos.

Mientras, los propios trabajadores de Telemadrid, hartos ya de esta y otras muchas adulteraciones e incumplimientos del código deonotológriodístico crean la plataforma Salvemos Telemadrid para denunciarlas y desmarcarse de los turbios manejos políticos de la empresa para la que trabajan.

5 de abril de 2011

Talento desde el Río de la Plata (4) Argentina y el psicoanálisis

Les ofrecemos el interesante documental Argentina en el diván que emitió el pasado sábado el programa de La2 Documentos TV que cuenta cómo el psicoanálisis ha entrado a formar parte de la idiosincrasia nacional junto al peronismo (y el antiperonismo), el fútbol y los desmanes de la dictadura, elementos básicos para definir un país un país eternamente promesa de sí mismo.

Argentina es un país traumatizado por una historia plagada de conflictos violentos, crisis económicas y un futuro incierto. El Documentos TV del sábado 2 de abril nos muestra cómo el psicoanálisis es parte fundamental de su cultura desde hace medio siglo. Más de 60.000 psicoterapeutas ejercen actualmente en Buenos Aires y otros 12.000 estudiantes se preparan en la universidad de Psicología. ‘Argentina en el diván’ hace un recorrido por la historia reciente de este país para entender por qué el lenguaje de Freud se convirtió en parte de la cultura de la clase media argentina.
Historia argentina y psicoanálisis


A principios del siglo XX, Argentina parecía destinada a convertirse en una potencia económica mundial y millones de inmigrantes europeos se sintieron atraídos por esta nueva tierra prometida. En la década de los años treinta Buenos Aires se había transformado en una sociedad urbana deseosa de imitar todo lo que fuera moderno y europeo. Esta búsqueda de una nueva identidad llevaría a las clases medias argentinas a ser especialmente receptivas al psicoanálisis de Freud.

"El psicoanálisis se instala en Buenos Aire sobre la cultura que está impregnada de las idiosincrasias del tango. Luego se suma el existencialismo que le agrega a la melancolía ese aspecto de preguntarse acerca del sentido de la vida", explica la psicoanalista Sonia Abadi.

El documental hace un recorrido por la historia reciente del país en el que la dictadura militar -durante la que desaparecieron 30.000 argentinos- y la derrota ante Gran Bretaña en la Guerra de las Malvinas han dejado una huella indudable. "Yo estuve 23 años con un psiquiatra, porque tengo una hija desaparecida que no sé dónde está enterrada", cuenta una mujer y es un ejemplo de cómo la sociedad buscó consuelo o respuestas en el psicoanálisis. El lenguaje de Freud se convirtió en parte de la cultura de la clase media y en una forma de resistencia contra el régimen.
El complicado 'oficio' de ser argentino


El psiquiatra e historiador Ben Rescinoff reconoce, basándose en la trayectoria de su país, que "era muy difícil ser argentino, es un oficio bastante complicado. ¿Qué parte jugó el psicoanálisis en todo esto? Es difícil decirlo con precisión". Mientras que Eduardo Pavlovsky, actor, escritor y psicoterapeuta reflexiona sobre la personalidad de sus paisanos: "Nosotros los argentinos tenemos una rara identidad. El psicoanálisis también forma parte de estas vicisitudes de ser argentino".

La base de psicoanálisis está en el pasado, en la historia, y algunos especialistas aseguran en el documental que la evolución de Argentina es muy parecida a un trastorno de la personalidad: sigue repitiendo las mismas pautas de comportamiento que no le han ido demasiado bien en el pasado. La realidad es que el lenguaje psicoanalítico se ha convertido en una seña de identidad de los argentinos y forma parte de su cultura de la melancolía. ‘Mi intención es ir a terapia toda la vida’, dice Guido, un joven estudiante de 25 años.