Visita nuestra web. Todo más ordenadito, mejor.

27 de noviembre de 2008

Un mundo mejor es posible (4) Caca, pis, dignidad

El blog de Crónicas desde Asia de El Mundo nos trae esta historia sobre los más miserables de entre los miserables. Siempre me ha hecho gracia la gente que viaja a India y vuelve comentando "tío ese viaje te cambia la vida", "les ves cómo siendo tan pobres siguen sonriendo y algo te cambia dentro", "hay que ver qué entereza la de esa gente", "tienen tanto que enseñarnos" y demás antologías del cliché. Ah, que en Madrid no hay gente que vive en la más absoluta miseria...

En fin, si vas a la India te das cuenta que muchos son pobres como ratas y otros no tanto, que la suya, como la nuestra y como todas, es una sociedad con muchos cadáveres en el armario, verbigracia algunos absurdos tabús religiosos o la división en castas, aberraciones contemporáneas que parecen escapar al certero análisis de algunos profesionales del perroflautismo y el relativismo cultural, pues eso, que algunos prosperan y contribuyen al tremendo crecimiento del PIB de su país y otros se quedan en los márgenes no ya de esa prosperidad sino incluso de la miseria que ésta genera, como la casta de los intocables , que se han de encargar de los trabajos más denigrantes como el que ocupa esta crónica, que unos son buenos y solidarios y otros chungos y otros no tanto. Así organizaciones como Sulabh, o la Fundación Vicente Ferrer se encargan de apoyar certeramente a acabar con estos desbarrancamientos de las sociedades humanas.


Caca, pis, dignidad


M. A. GAYO MACÍAS desde Nueva Delhi (India)

20 de Octubre de 2008.- En la India hay más de un millón de letrinas sin sanear. O sea, pozos sépticos que han de ser limpiados a mano. Tradicionalmente, los encargados de esta tarea considerada como denigrante han sido las personas de las castas más bajas, apestados sociales de los que Gandhi llamó 'Harijans' o 'niños de Dios'. El oficio, o más bien la obligación, pasa de padres a hijos y son miles las familias que viven de limpiar los desechos de otros, con sus propias manos desnudas (en malas condiciones) y encima siendo despreciados por ello.

El señor Pathak, creador de Sulabh, renunció a su fortuna, a su prestigio social y hasta a su matrimonio para fundar Sulabh. Gracias a esta empresa cuyo nombre significa 'Accesible', 35.000 personas han pasado de llevar una existencia indigna a ser ciudadanos normales. Algunos de ellos han ido más allá, como las chicas que antes trabajaban limpiando excrementos y que hace pocos meses fueron invitadas a contar su historia en la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York; las mismas que luego desfilaron en una pasarela, vistiendo sus propios diseños, en un festival de moda organizado por la ONU. Después de aquello, aseguraron que jamás se volverán a sentir indignas.

Era pis y ahora es agua limpia.

Era pis y ahora es agua limpia.Además de haber cambiado la vida de tanta gente, Sulabh se mantiene totalmente independiente de subvenciones y favores políticos gracias a los ingresos de sus 10 millones de cuartos de baño públicos. Sulabh coordina una red mundial de organizaciones similares en Vietnam, Afganistán, varios países de Iberoamérica y África... En sus instalaciones se reciclan los residuos humanos y se transforman en biogás, fertilizantes e incluso agua apta para el riego. Todo se hace con máquinas tan sencillas que no necesitan técnicos especializados ni tecnología compleja para ser construidas o para su mantenimiento. Usar estos aseos cuesta en la India una rupia (1,5 céntimos), un dinero que se emplea en construir más centros Sulabh. En hacer que haya menos desahuciados sociales.

Esta fundación ha construido escuelas de oficios donde los antiguos limpiadores trabajan y donde sus hijos aprenden profesiones muy diferentes a la que parecían abocados. Ahora saben que, en vez de dedicarse a limpiar excrementos, el día de mañana serán secretarias que saben ofimática e inglés, electricistas que arreglan televisiones de plasma, peluqueras, carpinteros... Los que lo desean incluso aprenden sánscrito, la lengua de los brahmanes (la casta más alta), lo cual les da un prestigio social y confianza en sí mismos que nunca habían soñado.

Era caca, es fertilizante. (Fotos: M.A. Gayo)Como curiosidad, en las instalaciones de Sulabh de las afueras de Delhi está el único museo de cuartos de baño del mundo. En este peculiar recorrido por la historia de la higiene –o su ausencia- se pueden ver desde letrinas portátiles de madera hasta sanitarios japoneses con temperatura regulable, pasando por jarrones de porcelana que adornaban las esquinas de palacios franceses del siglo XVIII y a los que se acercaban los elegantes para dejar de serlo un instante.

Era caca, es fertilizante. (Fotos: M.A. Gayo)

En Alwar, a 170 kilómetros de las oficinas de Sulabh, se puede ver el 'antes' de este 'después'. Allí quedan aún cientos de limpiadores que cada día deben vaciar con sus manos letrinas para sobrevivir y deben acarrear no sólo la porquería sino también el desprecio de todos.

Legalmente está prohibido ejercer este oficio y el Gobierno indio dice ignorar la existencia de limpiadores. ¿Cómo va a ejercer nadie un oficio que se supone abolido? La paradoja es que son muchos los ayuntamientos que contratan, por 35 céntimos la fosa, a estos limpiadores. Las mujeres que cada día cargan los cestos sobre su cabeza se tapan la cara y a veces colocan piedras sobre la fétida carga para simular que transportan otra cosa. El fundador de Sulabh es reverenciado como un santo en vida por la gente a la que ha ayudado. Pero héroes como él no deberían existir, dice, porque eso significaría que no son necesarios.

Cada día, mil doscientos millones de personas deben hacer sus necesidades sin tener acceso a sanitarios o agua corriente. Cada año, mil quinientos millones de niños mueren por enfermedades derivadas de ese problema.
2008 Ha sido declarado por la ONU año mundial de la salubridad.

26 de noviembre de 2008

Bea, Leonard y las buenas noches

Bea Contel nos da las buenas noches con un poemita de Leonard Cohen. Gracias Bea, lo mismo para ti.

"Soy ahora capaz de dormir
veinte horas al día.
Las cuatro horas restantes
las paso telefoneando
a una lista de gente importante
para decirles
¡buenas noches!"

Leonard Cohen

21 de noviembre de 2008

Vocabulario Fundamental. Bosques (1) Bosque de Gir, esplendor felino




Publicado en el blog Vocabulario Fundamental del Juez Roy Bean

Fonollosa. Broadway

Bea Contel, una querida amiga del Juez Roy Bean nos envía esta cosita de Fonollosa. Gracias nenita.

Broadway

El amor es un juego apasionante
y el mejor sustituto del amor.
De aquel amor inmenso, el amor único,
que uno halla varias veces por el tiempo.

El recíproco amor es lo más bello.
Lo sabemos los dos. Pero es muy grande
el vacío que se abre entre el amor
que se ha ido y el amor que aún no ha llegado.

¿Por qué llenarlo, pues, con la tristeza
si es posible colmarlo de sonrisas?

Si se ha ocultado el sol pueden los faros
del coche iluminar la carretera.
Mientras llega otro amor buscando el nuestro
juguemos, sólo juego, a enamorarnos.

Juguemos a querernos, sin querernos,
hasta el día en que alguno de los dos
vuelva a sentir amor por cualquier otro.
El amor es hermoso aun como juego.

"Ciudad del hombre, New York". José María Fonollosa

20 de noviembre de 2008

Un mundo mejor es posible (3) Los de Bilbao nacen donde quieren

Lleva tiempo el Expediente Congo en la redacción de Internacional de "Vida y Tiempos...", esperando ser procesado, demorándose entre tantas otras solicitudes, empujándose entre ellas para coger sitio, reclamando quéhaydelomío? y un gran blog dedicado a África y unos niños congoleños agradecidos nos han picado espuelas.

Así pues enlazamos al blog
África En Colores (que desde aquí recomendamos) y su post "qué está pasando en Congo?" una esclarecedor relato de este apasionado por lo africano que nos introduce sobre los "qué" y los "porqués" de las barbaridades que ocurren cada día en el país centroafricano, a la espera que los señores de la redacción de Internacional mentados más arriba se organicen un poco y hagan un post desarrollando más estos temas y enlazándolos con otros conflictos en la región como las masacres a machetazo limpio en la Rwanda en los 90 y con la historia colonial de la zona, con el infame Leopoldo II en su terrible papel de genocida.

Y claro, aunque ya los habréis visto varias veces aquí dejamos el impagable video de unos chavalitos congoleños cantando vigorosamente el himno del Athletic de Bilbao en euskera. Es tremendo ver cómo de algunas cosas, aunque sean pequeñas, si están bien hechas, tanto si hablamos de equipaciones deportivas como de microcréditos al desarrollo, se puede obtener tanto.

Vocabulario Fundamental. Humor (1) El humor británico de Monty Python




Publicado en el blog Vocabulario Fundamental del Juez Roy Bean

¡¡Horreur!! Aznar y el Madrid

El barsa se sale, no hay forma de que Messi se lesione de triple tríada isquiotibial con doble trayectoria absolutista, queremos fichar para un puesto sin relevancia como es delantero centro a un señor de 34 años que un día metió muchos goles y que no juega ni un minuto en el Inter, Pompoff y Teddy (Monchito y Pedja) no se deciden a tirarle la tarta a Krusty-Schuster (lo siento por el genial Krusty pero no me venían más nombres de payasos a la cabeza) y se extienden rumores de que a Aznar le pondría cachondo presentarse a presidente del Madrid (aunque parece que los estatutos se lo impiden). Es que sólo ver el fotomontaje ya hace temblar. Así pues, quiere alguien decirle al tipo que con un ventilador esparce la caspa, la pestilencia y las calamidades que pare ya? Ya vale. Ya lo sabemos. Dios existe. Y es muy vengativo.

19 de noviembre de 2008

Vocabulario Fundamental. Gatos (1) La oda al gato de Neruda


Me gustan los perros y los gatos. Sus parámetros mentales son distintos, unos son gregarismo y lealtad sin condiciones, los otros independencia y elegancia. Ambas especies enlazan emocionalmente con nosotros, ambas necesitan de tu afecto, aunque si las cosas se tuercen es bueno saber que mientras para el perro lo eres todo, para el gato podrías ser sólo coyuntura.

Oda Al Gato, de Pablo Neruda

Los animales fueron 
imperfectos,
largos de cola, tristes
de cabeza.
Poco a poco se fueron
componiendo,
haciéndose paisaje,
adquiriendo lunares, gracia, vuelo.
El gato,
sólo el gato
apareció completo
y orgulloso:
nació completamente terminado,
camina solo y sabe lo que quiere.

El hombre quiere ser pescado y pájaro,
la serpiente quisiera tener alas,
el perro es un león desorientado,
el ingeniero quiere ser poeta,
la mosca estudia para golondrina,
el poeta trata de imitar la mosca,
pero el gato
quiere ser sólo gato
y todo gato es gato
desde bigote a cola,
desde presentimiento a rata viva,
desde la noche hasta sus ojos de oro.

No hay unidad
como él,
no tienen
la luna ni la flor
tal contextura:
es una sola cosa
como el sol o el topacio,
y la elástica línea en su contorno
firme y sutil es como
la línea de la proa de una nave.
Sus ojos amarillos
dejaron una sola ranura
para echar las monedas de la noche.

Oh pequeño
emperador sin orbe,
conquistador sin patria,
mínimo tigre de salón, nupcial
sultán del cielo
de las tejas eróticas,
el viento del amor
en la intemperie
reclamas
cuando pasas
y posas
cuatro pies delicados
en el suelo,
oliendo,
desconfiando
de todo lo terrestre,
porque todo
es inmundo
para el inmaculado pie del gato.

Oh fiera independiente
de la casa, arrogante
vestigio de la noche,
perezoso, gimnástico
y ajeno,
profundísimo gato,
policía secreta
de las habitaciones,
insignia
de un
desaparecido terciopelo,
seguramente no hay
enigma
en tu manera,
tal vez no eres misterio,
todo el mundo te sabe y perteneces
al habitante menos misterioso,
tal vez todos lo creen,
todos se creen dueños,
propietarios, tíos
de gatos, compañeros,
colegas,
discípulos o amigos
de su gato.

Yo no.
Yo no suscribo.
Yo no conozco al gato.
Todo lo sé, la vida y su archipiélago,
el mar y la ciudad incalculable,
la botánica,
el gineceo con sus extravíos,
el por y el menos de la matemática,
los embudos volcánicos del mundo,
la cáscara irreal del cocodrilo,
la bondad ignorada del bombero,
el atavismo azul del sacerdote,
pero no puedo descifrar un gato.
Mi razón resbaló en su indiferencia,
sus ojos tienen números de oro.

Cuento para Sofía

Carlos López Calvo nos envía un cuentito que le escribió a su sobrina hace ya cuatro años. Ensoñaciones y nostalgias con Segovia al fondo.

Hoy es 9 de septiembre de 2004. Hace exactamente un mes que no te veo. Tú no lo recordarás pero te fuiste sin despedirte de mí en el aeropuerto. Al menos espero que estuvieras soñando conmigo como yo esta tarde he soñado contigo.

En mi sueño, yo llevaba mis sandalias de verano, un pantalón corto de vestir y una camiseta con babas en un hombro. Tú llevabas sólo un pañal pero el vestido del mejor modista no te habría sentado mejor. Estabas preciosa.

Yo te llevaba en el portabebés con el que hemos paseado este verano por la alameda de La Fuencisla, por los Jardines de La Granja y, cómo no, por la Calle Real y la Plaza Mayor. Te llevaba como siempre, sujetándote la tripita con la mano derecha y acariciándote el piececito izquierdo con mi mano izquierda para que te relajaras y te quedaras dormidita. Pero esta vez, apenas habíamos iniciado nuestro paseo cuando, de pronto, comenzamos a despegarnos del suelo y, aquella tarde, tú y yo sobrevolamos toda Segovia propulsados por mis caricias en tu pie.

Lo primero que vimos nada más ascender fue a los abuelos a través de la ventana del mirador del sexto piso. La abuela Tere estaba arreglándole un pantalón a tu padre que le había vuelto a quedar pequeño y el abuelo Gonzalo estaba terminando uno de esos dificilísimos crucigramas que hace él. Fue entonces la primera vez que te vi lanzar un beso con tu manita derecha y todo.

Descargar todo el cuento

18 de noviembre de 2008

Sans Adieu

David Alhambra nos manda un trocito de Vila-Matas. La próxima vez que nos pillen queriéndonos ir de una fiesta sin armar mucho alboroto, sin que nadie nos conmine prometiendo esta sí, la última copa, podremos decir yoesquesoymuchodelsansadieu y agitando un pañuelo de seda con un mohín barroquesque compondremos el mejor adiós posible.



Esto es un fragmento de Vila-Matas, del atractivo último volumen periodístico, Dietario Voluble (quizá, bueno, sólo realmente increible para vilamatianos como yo, con pequeñas piezas o microensayos de lo cotidiano y del paseo -que digamos- eterno de Robert Walser por la periferia de todos nosotros en esta pequeña ciudad que es esta esquina del Universo), un fragmento que trata sobre las despedidas, despedirse a la francesa y tal. Es ideal, compacto y se abre por sí mismo a la lectura. Un saludo.

El pasado día de San Esteban, caminando por la rue de Rome de París, me dediqué a imaginar que me encontraba en Barcelona y que, tratando de vencer el aplastante aburrimiento de tanta fiesta navideña sin tregua, me dedicaba a confeccionar un catálogo de las veces en mi vida que me había despedido a la francesa. A medida que iba imaginando esto, fui viendo que el catálogo se me hacía peligrosamente infinito, pues no paraba de recordar despedidas que podían inscribirse en la tradición del sans adieu ('sin adiós'), que es la expresión francesa que en el lenguaje coloquial español del XVIII se acuñó en la forma despedirse a la francesa, aunque en este caso para reprobar a alguien que, sin despedida ni saludo alguno, se retirara de una reunión.

Dejé de confeccionar mi abrumador catálogo mental cuando, al llegar al Boulevard Haussmann, me concentré ya sólo exclusivamente en la expresión sans adieu, que tan de moda estuvo a lo largo del XVIII entre la gente de la alta sociedad de Francia cuando era costumbre retirarse sin despedirse del salón donde tenía lugar una velada, y hacerlo sin tan siquiera saludar a los anfitriones. Parece que llegó a tal extremo este hábito, que era considerado un rasgo de mala educación lo contrario, saludar en el momento de marcharse. A todo el mundo le parecía bien que uno, por ejemplo, mirara el reloj de la casa con signo de impaciencia y diera a entender que no tenía más remedio que irse, pero jamás se veía con buenos ojos que se le ocurriera saludar antes de ausentarse.

En realidad -acabé pensando- despedirse a la francesa debería seguir siendo considerada una forma muy elegante de partir, pues si no decimos ni una palabra de despedida seguramente eso se debe al inmenso agrado que nos produce la compañía con la que estamos y con la cual tenemos el propósito de volver: si nos vamos sin decir palabra es porque decir adiós significaría una muestra de desagrado y ruptura.

Vocabulario Fundamental. Odio (2) El odio en la mirada




Publicado en el blog Vocabulario Fundamental del Juez Roy Bean

Vocabulario Fundamental. Demencia (1) Sigue el desafío de la esquizofrenia




Publicado en el blog Vocabulario Fundamental del Juez Roy Bean

17 de noviembre de 2008

Un mundo mejor es posible (2) Obama en África

Desde "Vida y Tiempos..." saludamos el fichaje de Ignacio López Calvo, profesor de Literatura Latinoamericana en la Universidad de California y no sé cuántas cosas más y que será nuestro nuevo cronista desde los USA y que nos hablará de literatura, sociedad, política, humanismo y demás alborotos del alma. Para abrir boca nos manda un artículo suyo en el que cuenta su experiencia en Camerún donde fue a dar unas conferencias precisamente en los días de las elecciones americanas y la inmensa esperanza que ha supuesto para millones de personas en toda África la elección de Barack Obama.

Démonos cuenta que la inmensa mayoría de estos países, desde los procesos de descolonización que empezaron en los 50 apenas han tenido periodos largos de paz, y si los han tenido ha sido soportando tiranuelos corruptos que han hecho y deshecho a su antojo, asesinando y malversando hasta que han podido poner a buen recaudo inmensas cantidades de dinero sacadas fraudulentamente de sus países, lo que les ha permitido a ellos y sus familias vivir el resto de sus días a cuerpo de rey. Sobre las corruptelas, guerras, expolio de recursos naturales y demás miserias en África la redacción de internacional de "Vida y Tiempos..." prepara un informe especial, pero ahora les dejamos con lo prometido, de cómo un cuatro de noviembre los africanos encontraron un motivo para la esperanza. Lean a Ignacio. Merece la pena.

Obama en África

Antes de salir de viaje a Camerún, lo único que yo sentía realmente era perderme la inminente victoria de Barak Obama, que ya estaba cantada; ni siquiera sabía si tendría la oportunidad de ver el evento por televisión. Sin embargo, la experiencia de observar su victoria desde África ha sido, sin duda, mucho más valiosa y significativa para mí.

Desde mi llegada al país del África occidental, lo primero que me llamó la atención fue ver el nombre y la foto de Obama en cada una de las pantallas de ordenador de los internet cafés, en las camisetas de la gente, en las tiendas… No podía creer la importancia que tenían estas elecciones presidenciales norteamericanas en un país tan lejano como Camerún. Pero llegó la noche de las elecciones y todas mis dudas se despejaron: “Es nuestro presidente”, “Es nuestro presidente”, gritaban algunos cameruneses. El ver las lágrimas rodando por las mejillas de la gente y saltar de alegría con ellos en un país donde tampoco hay mucho que celebrar fue realmente algo inolvidable. No hubo manera de dormir en el hotel porque todo el mundo se concentró frente a la pantalla del televisor y, cuando entre las 3:30 y 4:00 de la mañana, empezó a quedar claro que la victoria era ya un hecho, festejamos y cantamos el nombre del nuevo presidente de Estados Unidos junto con el lema de su campaña, “Sí, se puede” (pero en inglés, claro).
Al día siguiente, varios colegas africanos me comentaron que, para ellos, el objetivo estaba cumplido: lo importante era conseguir el capital simbólico de tener a un afroamericano como presidente del país más poderoso de la Tierra. Eran, por tanto, conscientes de que, al menos durante los primeros años de su mandato, Obama tendrá prioridades mucho más importantes sobre la mesa que la situación sociopolítica y económica del continente en que todavía vive su abuela paterna. En contraste, las impresiones del ciudadano de la calle son muy diferentes: muchos conciben la victoria en la campaña presidencial norteamericana prácticamente como la segunda llegada del Mesías. De hecho, oí a uno de los entrevistados por una cadena de televisión local definir a Obama como “El salvador de la humanidad”. Sobra decir que si ésas son las expectativas, inevitablemente el presidente electo va a decepcionar.
Si bien todo el mundo sabe que, por muy mal que lo haga, sería prácticamente imposible empeorar la imagen de Estados Unidos que ha dejado el gobierno de Bush en el mundo, tampoco puede esperarse que, según está la economía mundial, Obama vaya a sacar una varita mágica que termine con todas las guerras, rescate la economía… y elimine de un plumazo a los dictadorzuelos africanos. Porque esta última es una de las cosas que le piden abiertamente en la prensa africana: que meta presión a gente como Paul Biya, el corrupto autócrata que lleva en el poder en Camerún desde 1982; Teodoro Obiang, el dictador de Guinea Ecuatorial que llegó a la silla presidencial en 1979 y se niega a abandonarla; Robert Mugabe, dictador de Zimbabue desde 1980; y muchos otros tiranos que mantienen a sus países sumidos en la más absoluta miseria, a pesar de ser exportadores de petróleo y de tener una impresionante capacidad de producción agrícola. Para esto, me temo, tendrán que esperar quizás a un segundo mandato, si es que de veras Obama llega un día a preocuparse por el tema. Por mucho que su padre fuera de Kenia y que su familia paterna siga viviendo allí, por mucho que la gente en Kenia siga dando a sus recién nacidos los nombres de Barak Obama y Michel Obama, si las expectativas son tan altas, la decepción colectiva será inevitable.
No obstante, a mucha otra gente no le escapa que el bienestar de los países africanos están a la cola de los asuntos a tratar en las agendas presidenciales del llamado Primer Mundo y, por ello, les basta con tener en sus pantallas la imagen de un hombre que ha conseguido dinamitar todos los estereotipos habidos y por haber sobre la supremacía blanca. “Notre Victoire!” (“¡Nuestra Victoria!) rezaba triunfalmente el titular de uno de los diarios francófonos a la mañana siguiente; es decir, que pase lo que pase durante la presidencia de Obama, la victoria se concibe ya como un hecho en Camerún y, por extensión, en todo el continente africano. No sabes lo que es, me decían dos colegas afroamericanos de más de sesenta años, el tener ante tus ojos la victoria de un candidato negro que ha sido más elocuente y brillante que ninguno de sus competidores durante la campaña presidencial, cuando desde pequeños nos enseñaron a todos que éramos ontológicamente inferiores al blanco y que nunca podríamos llegar a tener su inteligencia; esto es un sueño hecho realidad.
Además de en África, parece que ha sido universal la celebración por tener por fin a un joven presidente en la Casa Blanca que rechaza el unilateralismo norteamericano de la dinastía Bush. Pero, más allá de la celebración y la utopía, lo bueno empieza ahora. Nunca he visto a la gente con unas expectativas tan altas para ningún presidente del mundo. Esperemos ahora que las dos palabras preferidas durante la campaña demócrata, “Cambio” y “Esperanza”, se hagan realidad. De momento, es obvio que Obama ha conseguido llenar de esperanza a un continente entero y por ello, le felicitamos desde aquí.
Ignacio López Calvo, PH.D
Professor of Latin American Literature. University of California

16 de noviembre de 2008

Cuando Timothy encontró a Otto

Nuestro prolífico colaborador, David Alhambra, nos trae en esta ocasión un magnífico pasaje en el que se recrea el encuentro en la lisérgica fase entre el gurú del LSD Timothy Leary y el director de cine Otto Preminger y cómo éste último aprovecha la nueva dimensión que el ácido le proporciona para redecorar su mente y su forma de crear. Y para poner el cierre un poco chusco a esta entrada incluímos un video de una unidad del ejército británico a los que se les proporcionó (eran los felices 50') un chute de LSD en lugar del mítico bromuro. 



"El afán de destrucción. Probablemente es el impulso fundamental del hombre. Aniquilar la belleza. Luego tal vez distenderse para crear algo" Antoni Casas Ros

Hola, qué tal. El psicólogo Timothy Leary, uno de los grandes gurús de la droga de los sesenta, vivió durante unos años en una mansión en las afueras de Nueva York. Un día, Leary conoció a Otto Preminger. En la mansión, el psicólogo vivía entre campanitas y música relajante, iniciando a la gente en el consumo responsable del ácido lisérgico. Lo que Otto le proponía, sin embargo, era muy distinto. 

"Y por esas fechas quién podía presentarse en Millbrook sino Otto Preminger, en busca de información sobre el LSD para una película, Skidoo. Me hizo muchas preguntas sobre los efectos del ácido y yo me interesé por la realización de películas. Una semana después me acerqué a la lujosa casa de Otto en Manhattan, donde el astuto director me convenció de que le organizara una sesión. Para mí fue otra de esas experiencias que me cambiaron la vida: pasar tres años en una Arcadia romántica a la futurista sala de proyección blanca y cromo, plástica y fantástica de Otto, repleta de diales, luces, palancas y demás parafernalia de panel de control.
   
No había chimenea. ¡No había velas!

En cuanto nos subió el ácido, Otto se puso en acción como un poseso. Encendio la tele: ¡sacrilegio! Se suponía que uno debía ir hacia dentro, flotar corriente abajo por su acueducto cerebral, remar frente a los islotes de Langerhans, bordear la Cisura de Silvio y dar con calma en las orillas de sus lóbulos frontales cantando "Om, Sweet Om". Pero Otto, no. Su cabeza monda y reluciente se había convertido en una escafandra espacial y él volaba como un satélite de comunicaciones en órbita mientras marcaba y sintonizaba realidades en constante cambio, trastocando de manera intencionada foco y color.

Traté de encontrar un disco lento y repetitivo de Ravi Shankar que nos devolviera a la órbita interna. No hubo suerte. Su colección se limitaba a las bandas sonoras. Otto ya tenía otros dos equipos de televisión conectados. Contempló con jubilosa satisfacción una pantalla en la que parpadeaban patrones aleatorios de puntos. Entonces me di cuenta de que Otto me estaba demostrando algo importante. Como director de cine él asumía la tarea divina de inventar una realidad: él elegía la trama, la localización y los actores. Exteriorizaba su visión sobre celuloide y la comercializaba para que millones de seres humanos pudieran habitar su creación. Descubrí que los grandes forjadores del destino humano eran aquellos que habían aceptado ese papel y se habían atrevido a imponer su versión de la realidad a los demás. Todos los filósofos y creadores de mitos de éxito han sido capaces de convencer a los demás de que vivieran en los mundos nacidos de su pensamiento.
   
Ver el cerebro acelerado de Otto en acción me arrancó de la frase nostálgico-pastoril. En Millbrook habíamos vivido detenidos en un salto en el tiempo. Al evitar la tecnología nos habíamos acercado a la naturaleza y a las sabias zonas sensuales del cerebro, pero la tecnología electrónica de Otto podía ampliar el cerebro y liberarnos de lo muscular. Millbrook era un agradable pero repetitivo simulacro feudal. La siguiente fase de la evolución, al menos de la mía, iba a implicar la información y la comunicación. Decidí en el acto mudarme a Hollywood y aprender cómo se dirigían y producían realidades" 

(De la biografía de Leary, LSD; Flashbacks)


Vocabulario Fundamental. Extinción (1) El último tilacino




Publicado en el blog Vocabulario Fundamental del Juez Roy Bean

Cristina Peri Rossi. Bitácora

Inauguramos la sección de poesía de "Vida y Tiempos..." con el magnífico poema "Bitácora", de Cristina Peri Rossi. La foto la hemos tomado del blog ZarAgota recordando cuando la Peri Rossi hace un año fue despedida de Catalunya Radio por no hablar catalán, fulminada por gente gentecilla gentuza de maneras fascistoides y estrecha de miras y entendederas que siguen haciendo de la aldea mental su bandera y del eterno victimismo su cansina y cínica postura vital. Ante las protestas y la masiva firma del Manifiesto Contra la Persecución Linguística por multitud de escritores y creadores la pidieron disculpas y tal pero ya quedaron retratados como lo que son.

P.D. Aprovechamos desde aquí para solicitar a los seguidores de este blog sus poemas preferidos para ser publicados. Estas cositas molan y serán agradecidas.


Bitácora


No conoce el arte de la navegación
quien no ha bogado en el vientre
de una mujer, remado en ella,
naufragado
y sobrevivido en una de sus playas

Cristina Peri Rossi. "Linguística general", 1979

Vocabulario Fundamental. Droga (1) Alejandro Magno y el mal beber


David Alhambra nos habla sobre una de las sensaciones consustanciales a los humanos desde que a alguien se le ocurrió fermentar vides, como la de hacer una fiestuqui en casa y que se te vaya de las manos, los concurrentes hasta arriba de todo y tú guay, pero alguien o algo te toca los cojones y en ese momento supremo en que los vigilantes del raciocinio en tu cortex cerebral miran a otro lado, los sonidos y los sentidos se enturbian (y las nenas molan más), en ese momento te llevan 2342 años antes y tú eres Dios y estás conquistando el Imperio Persa y has empinado el ánfora más de la cuenta; así que aprovechas y en vez de sólo dar voces y romper una botella, pues te quemas una ciudad y acuchillas a un colega. Nos cuenta David:


Leo la vida de Alejandro Magno, Alejandro, cuyo inculto padre, Filipo, contrató a Aristóteles como tutor de su joven heredero y guerrero para que puliera sus suaves hombros. Alejandro, que en la campaña de Persia llevaba un ejemplar de "La Iliada" en una caja forrada de terciopelo y adoraba aquel libro. Pero también la lucha y el vino.


Llego a ese momento de su vida en el que Alejandro,tras una larga noche de juerga, borracho de vino (la peor borrachera posible, esas resacas no se olvidan) arrojó la primera tea que incendió Persepolis, capital del Imperio Persa (ya antiguo en la época de Alejandro). Quedó totalmente arrasada. Luego, cómo no,a la mañana siguiente - puede que aún ardiera la ciudad- tuvo remordimientos.

Pero en nada parecidos a los que sintió la tarde siguiente cuando en una discusión cada vez más subida de tono,Alejandro, sin afeitar y la cara roja por el vino, se puso de pie tambaleándose empuñó una espada y le atravesó el pecho a su amigo Cletus, que le había salvado la vida en Granico. Durante tres días, Alejandro lamentó su muerte. Lloró. Se negó a comer. "Se negó a atender sus necesidades corporales". Incluso realizó la promesa de dejar la bebida para siempre (he oído muchas veces esas promesas y las lamentaciones que acarrean).

No hace falta decir que se paralizó completamente la vida en el ejército mientras Alejandro se abandonaba a su dolor. Pero cuando pasaron esos tres días, el terrible calor empezaba a llevarse parte del cadáver de su amigo y le convencieron para que hiciera algo.
Salió de su tienda, cogió el ejemplar de Homero, lo desató y empezó a pasar páginas. Finalmente,dio órdenes de que los ritos funerarios descritos para Patroclo se siguieran al pie de la letra: quería para Cletus la mejor despedida posible. ¿Y cuándo ardió la pira y empezó a correr el vino? Pues claro,¿qué te crees? Alejandro bebió hasta perder el sentido. Tuvieron que llevarle a su tienda. Tuvieron que levantarlo para meterlo en la cama.

12 de noviembre de 2008

Crisis y graffiti




Desde un blog recién descubierto,
Fogonazos, enlazamos su post sobre los graffitis fertilizados directamente en la época que vivimos. Molan.




Si las paredes fueran la conciencia de las ciudades, los grafitis serían sus malos pensamientos. La crisis económica mundial de los últimos meses está dejando su huella en las calles de todo el mundo, gracias a los artistas callejeros que reflejan su punto de vista sobre esta tomadura de pelo global. “Los ricos nos mean encima y los medios dicen que llueve”, dicen algunos plantillazos. El propio Banksy dejó su pullita contra los tiburones de Wall Street en pleno corazón de Nueva York hace unos días, sumándose a la ola de ciudadanos que consideran que alguien les está robando la cartera. Os dejo una recopilación de los stencils y grafitis que más me han llamado la atención de cuantos hay por la red. Espero que los disfrutéis. (Seguir leyendo)


Fachada de un establecimiento de Washington Mutual en California, EEUU.
Imagen: goabove.com

"La economía ha muerto. Viva la crisis". Rouen, Francia.
Imagen: Môsieur J (Flickr)

“Dejadlos comer crack”, por Banksy, en Nueva York (EEUU)
Imagen: Sarita Colonia (Flickr)

Robanco, Caracas (Venezuela)
Imagen: thiskidgotmoxie (Flickr)


"Paremos la especulación", Lisboa (Portugal)
Imagen: -shock- (Flickr)

"Coge el dinero y corre", Viena (Austria)
Imagen: stormgrass (Flickr)

"Desnudo", Nuart 2008 (Noruega)
Imagen: Romanywg (Flickr)


Cash Money, Caracas (Venezuela).
Imagen: thiskidgotmoxie (Flickr)

Grafiti de Pobel en el Cans Festival, Londres (UK)
Imagen: wottalotapixels (Flickr)

Vomitando la crisis, Cans Festival, Londres.
Imagen: Jef Aerosol (Flickr)

"Los ricos se mean sobre nosotros y los medios dicen que llueve". Manchester (UK).
Imagen: eddiemalone (Flickr)

Águila cerca de un cajero, Baltimore (EEUU).
Imagen: randombit (Flickr)

Y un toque de humor para terminar:

"Menos hipoteca y más discoteca", Granada (España)
Imagen: mightyamanda (Flickr)

Crónica de un desastre anunciado


El periodista deportivo Juanma Trueba escribe una de sus grandes crónicas entrelazando fútbol y vida, y mucho estilo escribiendo. El partido de ayer es la confirmación de que el Real Madrid de hoy en día deambula por las competiciones como aquel emperador con su traje nuevo. Y los culpables, todos. Un entrenador jugando a la piñata con las alineaciones, con un único estilo que consiste en estar eternamente cabreado con todos menos consigo mismo, una plantilla flagrantemente descompensada, alarmantemente falta de calidad en casi todas las líneas y claro, quien la ha confeccionado, el infausto Calderón, ese Bush del madridismo, escribiendo desde hace dos temporadas y media un concienzudo manual de cómo no se deben hacer las cosas si eres presidente del Madrid. Y el gominas, otro figura.

7 de noviembre de 2008

Elogio del CO2

Uno de los colaboradores de nuestra sección de Literatura y gran "connoiseur" de libros, psicotropías y demás cosas de mucha risa, David Alhambra, la inaugura con un interesante extracto de "Cielo e Infierno", de Aldous Huxley.

Así, David nos cuenta:

La droga más elemental es quedarse sin aire (un hombre que asfixia a su pareja con una bolsa de plástico, niños que dan vueltas en el parque hasta marearse, mantras y sutras, etc; para saber de la asfixia celular, desde la muerte dulce hasta los camiones genocidas de la muerte, consulten la wikipedia).

Huxley nos lo explica más abajo.

"Merece mencionarse el anhídrido carbónico (...) Una mezcla -completamente no tóxica- de siete partes de oxígeno y tres de anhídrido carbónico produce en quienes la inhalan ciertos cambios físicos y psicológicos que han sido descritos minuciosamente por Meduna. Entre estos cambios, el más importante, en relación con lo que nos ocupa, es un notable acrecentamiento en nuestra capacidad para "ver cosas" cuando los ojos están cerrados. En algunos casos, sólo se ven remolinos de dibujos en colores. En otros, puede haber vivas evocaciones de experiencias pasadas (por eso tiene valor el CO2 como agente terapéutico). En otros casos, el anhídrido carbónico transporta al individuo al otro mundo, a las antípodas de la conciencia cotidiana. Entonces, se disfruta muy brevemente dde experiencias visionarias sin relación alguna con la propia historia personal o con los problemas de la raza humana en general.

A la luz de esos hechos, resulta fácil comprender la razón de los ejercicios de respiración yoga. Practicados sistemáticamente, esos ejercicios llevan, al cabo de un tiempo, a prolongadas suspensiones de la respiración. A su vez, estas largas suspensiones de la respiración llevan a una alta concentración de anhídrido carbónico en los pulmones y en la sangre y en este aumento en la concentración de CO2 disminuye la eficiencia del cerebro como válvula reductora y permite la entrada a la conciencia de experiencias, visionarias o místicas, del "más allá".

Gritar o cantar prolongada y continuamente puede producir resultados análogos, aunque menos marcados. A menos que estén ya muy bien adiestrados, los cantores tienden a expeler más aire del que inhalan. Consiguientemente, aumenta la concentración de anhídrido carbónico en el aire alveolar y en la sangre y, al disminuir así la eficiencia de la válvula reductora cerebral, se hace posible la experiencia visionaria. Tal es la razón de las interminables "vanas repeticiones" de la magia y la religión.

En el canto del curandero, del exorcista, del hechicero, en la interminable entonación de salmos o sutras por los monjes cristianos y budistas, en los gritos y alaridos, horas tras horas, de los protestantes revalistas, en todas las diversidades de creencias teológicas y convenciones estéticas, la intención psico-química-fisiológica permanece constante. Aumentar la concentración de CO2 en los pulmones y en la sangre y disminuir así la eficiencia de la válvula reductora del cerebro, hasta que de paso a material biológicamente inútil de la inteligencia libre, ha sido, en todos los tiempos, aunque los cantadores y farfulladores no lo supieron, el propósito real, la meta, de los hechizos, encantamientos, letanías, salmos y sutras.

"El corazón tiene sus razones", dice Pascal. Todavía más convincentes y difíciles de desentrañar son las razones de los pulmones, de la sangre y las enzimas, de las neuronas y las sinapsis. El camino a lo superconsciente pasa por lo subconsciente y el camino a lo subconsciente -por lo menos uno de los caminos- pasa por la química de las células individuales."

Aldous Huxley, "Cielo e Infierno"

Vocabulario Fundamental. Periodismo y Periodistas (1) Iñaki Gabilondo




Publicado en el blog Vocabulario Fundamental del Juez Roy Bean

6 de noviembre de 2008

Música para camaleones (1) Dayna Kurtz - Nola

La gran Dayna Kurtz canta en directo la intensísima y preciosa Nola, el mejor de los homenajes a la Nueva Orleans arrasada por el Katrina y la incompetencia criminal de la administración Bush. Hay que joderse con este fulano, accede a gobernar durante ocho años la nación más rica y poderosa del planeta y lo único que consigue es ser una calamidad para el mundo en general y el ser humano en particular.



Un mundo mejor es posible (1) América vuelve a ser América

América vuelve a ser América

Artículo de Juan Luis Cebrián en El País 

Comienza el fin de la pesadilla, aunque nos quede aún mucho camino por recorrer. La victoria de Barack Hussein Obama en las elecciones presidenciales de Estados Unidos ha de poner punto final a uno de los periodos más tenebrosos de la historia del mundo, en donde la gobernación de los necios, cuando no la de los canallas, se ha impuesto por doquier.

El balance final de la gestión de George W. Bush al frente de los destinos de su país no puede resultar más desastroso. Ha empobrecido la economía mundial; ha generado dos terribles contiendas armadas para las que no se ve solución inminente y que han provocado innumerables víctimas; ha canonizado la tortura; ha vulnerado repetidamente la legalidad internacional y ha destruido el prestigio de América. El mundo es peor después de Bush, es decir, por culpa de Bush. Nos deja un legado tan miserable moral y materialmente que pasará al menos una década antes de que podamos recuperarnos de la postración actual. Ésa es la dura tarea que le aguarda al primer afroamericano titular de la Casa Blanca.

Los errores del presidente Bush no resultan sólo de sus parvas condiciones para el ejercicio del poder, sino, sobre todo, de la reiterada aplicación de una doctrina injustamente apellidada de liberal que ha subvertido los principios de la democracia en nombre de su defensa. Desde la ideología neoconservadora se ha intentado imponer la democracia a sangre y fuego; se ha debilitado el papel de las instituciones; se han agudizado las diferencias sociales; se ha multiplicado la división y la crispación interna; se ha abdicado del diálogo y se ha renunciado al multilateralismo.

Finalmente se ha arruinado a millones de familias trabajadoras y se ha permitido que un puñado de banqueros rapaces pusiera en peligro el sistema de pagos mundial, ante la impasibilidad, o gracias a la complicidad, de muchos gobernantes.
La tarea de Naciones Unidas ha sido boicoteada, mientras en sus tribunas los representantes de Bush mentían descaradamente para justificar la agresión armada contra Irak, un país regido por una detestable dictadura pero que no constituía amenaza alguna para la paz mundial. Si finalmente se lograra instalar allí un régimen estable y democrático, habría sido a costa de las vidas de cientos de miles de ciudadanos inocentes y de varios miles de soldados estadounidenses. Éste es el balance del que son directamente responsables los señores Bush, Blair y Aznar, y por el que todavía esperamos que muestre arrepentimiento el actual presidente de la Comisión Europea, anfitrión complaciente del triunvirato que ordenó la invasión. (...)

5 de noviembre de 2008

Vuelta de tuerca





Parece que a este infraser los médicos no le han detectado ninguna enfermedad mental. Cuesta creer pero si así fuera, parece que su cerebro ha dado otra vuelta de tuerca habitando zonas de la condición humana que nunca pensamos que existirían.

Josef Fritzl asegura que "nació para violar"


Joveznos asesinos




De "mendiga hedionda" a "señora Endrinal", de cómo iluminaban las llamas sus risas carroñeras a sollozar ante el juez pidiendo un "trato justo". Vale, que se lo den. En la cárcel. Los que los violen.





De 'olía mal' a 'señora Endrinal'

La estética y las expresiones de los dos jóvenes han cambiado radicalmente
Ricard alegó que se estaba preparando selectividad y Oriol que tuvo una infancia dura


Xiana Siccardi

BARCELONA.- Casi tres años han pasado desde que trascendieron las brutales imágenes captadas por el cajero automático de la calle Guillem Tell, donde se puede ver a los tres jóvenes en actitud desafiante y chulesca, lanzando objetos -entre ellos un cono de tráfico- a la mendiga María del Rosario Endrinal. Aquella noche, Ricard P.B. llevaba una estética para muchos agresiva: una cazadora Bomber, y pantalones y botas militares. Por aquellos tiempos él y sus amigos se reunían en un cybercafé de la calle Brusi y escuchaban, entre otros, a un grupo neonazi, llamado Estirpe Imperial. Fumaban porros.

Pero el lunes, las dos personas que se sentaron en el banquillo de los acusados de la Audiencia eran otras, con un aspecto y actitud irreconocibles. Tanto, que de aquella señora a la que atacaron porque "olía mal" al haberse orinado encima a referirse a ella como "señorita" o "señora Endrinal" -como sucedió el lunes- sólo distan los 28 años de cárcel que solicita la Fiscalía.

Con camisa y pantalones impecables, Oriol y Ricard fueron respondiendo con tono tranquilo a las preguntas de las partes.

Su juventud también fue utilizada. Fue el abogado de Ricard quien le preguntó, al final de su interrogatorio, qué estaba cursando en el momento de los hechos. "Cuarto de la ESO", respondió el joven. "¿Y qué estás haciendo ahora?", continuó el letrado. "Me estoy preparando los exámenes de selectividad", contestó el procesado, en una clara voluntad de demostrar al tribunal que, pese a lo desafortunado de los hechos, tienen una larga vida por delante.

Oriol P.B., por su parte, dio una imagen muy alejada a la de un "niño bien". Dijo haber sufrido múltiples problemas familiares durante su infancia. Para empezar, la separación de sus padres y la profunda depresión de su madre, que motivó que sus hermanos pasaran a ser tutelados por la Dirección General de Atención a la Infancia (Dgaia).

Antes de abandonar la sala de vistas con lágrimas en los ojos, Oriol también explicó que fueron sus tíos de Barbastro (Huesca) los que le libraron de la suerte de sus hermanos y lo acogieron en su hogar durante dos años hasta que, también, ese matrimonio terminó separándose.

Desde entonces, quedó a cargo de un tío alcohólico que le obligaba a deambular hasta altas horas de la madrugada, sin tener en cuenta que al día siguiente tenía que asistir al colegio. Por este motivo, decidió trasladarse a Zaragoza, donde durmió en un albergue social. Después se buscó un empleo y un piso. Hasta que el fatídico 16 de diciembre de 2005 decidió volver a Barcelona para salir por la noche con sus viejos amigos.